Qué hará el Reino Unido con el castillo donde murió la reina Isabel II

Mundo

La iniciativa pone en duda si el rey vivirá en Buckingham o directamente mantendrá Clarence House, la casa que heredó de su abuela y donde vive actualmente.

El rey Carlos III de Inglaterra planea convertir el castillo de Balmoral, en Escocia, donde solía pasar sus veranos la reina Isabel II, en un museo abierto al público, según comentaron medios locales. La soberana británica falleció en ese castillo escocés el 8 de septiembre último a los 96 años.

Según el Daily Mail, el museo estaría centrado en la vida de servicio de la reina y podría contener exhibiciones de joyas reales y atuendos usados por la monarca. Se estima que el museo también garantizaría que el personal mantuviera sus trabajos en la propiedad y podría abrir sus puertas al público el próximo verano.

El rey Carlos III tiene el objetivo de crear más espacios dentro de los edificios reales existentes, para que la gente pueda visitarlos. El año pasado se informó que quería convertir el Palacio de Buckingham en un museo de tiempo completo, una decisión que permitiría hacer que el edificio sea rentable.

carlos corona.jpg

Esto pone en duda si el rey vivirá en Buckingham o directamente mantendrá Clarence House, la casa que heredó de su abuela y donde vive actualmente, como residencia permanente, lo que abre la posibilidad de que se convierta en el primer monarca desde el rey Guillermo IV (1830-1837) en no vivir allí.

Según los medios, a Carlos nunca le gustó mucho el Palacio de Buckingham, y se quejaba de que era demasiado grande e impersonal y con demasiadas corrientes de aire. El Palacio sería usado como oficina de trabajo y para banquetes, recepciones, fiestas en el jardín e investiduras.

La idea del rey es encontrar un equilibrio entre el gasto y la importancia de mantener esta extraordinaria cartera de palacios, castillos y casas de campo verdaderamente "reales", garantizando su uso.

balmoral.jpg

Actualmente el castillo de Windsor, la residencia habitada más grande y antigua del mundo por la realeza británica desde hace casi 1000 años, está abierto a los visitantes durante todo el año, y los recorridos con boleto incluyen el acceso a los apartamentos estatales, la capilla de San Jorge y las habitaciones semiprivadas. También presenta exhibiciones y eventos especiales, incluidas celebraciones navideñas y actividades para toda la familia.

El castillo, que se encuentra a tan sólo unos 40 minutos de Londres, fue construido por Guillermo el Conquistador en el siglo XI y desde entonces ha sido el hogar de 39 monarcas. Los turistas también pueden visitar el Palacio de Buckingham pero solo está abierto al público unos pocos meses al año, entre julio y octubre.

Embed

Temas

Dejá tu comentario