Un francotirador ucraniano mató a un soldado con el segundo disparo más lejano de la historia

Mundo

El récord lo tiene un francotirador canadiense que mató a un terrorista del ISIS en Irak, en 2017, a 3.540 metros.

El Ejército de Ucrania informó que uno de sus francotiradores mató a un soldado de Rusia desde 2.710 metros de distancia, convirtiéndose así en el segundo disparo más lejano de la historia en dar en el blanco durante un combate.

"El ocupante fue eliminado por un disparo certero a 2.710 metros, una distancia que ocupa el segundo lugar en el ranking mundial de disparo en combate", informaron las Fuerzas Armadas de Ucrania en su canal de Telegram.

francotirador ucraniano

Hasta el momento, el récord lo mantiene un francotirador canadiense que le disparó a un terrorista del Estado Islámico a una distancia de 3.540 metros en Irak en 2017.

El video de la escena dura pocos segundos y se ve cómo el francotirador ucraniano sigue los movimientos del soldado ruso entre los árboles. Luego, le dispara y el soldado cae.

Segundos después aparece un segundo soldado que corre en ayuda de su compañero abatido y también es asesinado por el francotirador.

Ucrania no informó dónde ocurrieron los hechos ni cuál fue el arma que se utilizó.

El segundo puesto en el ranking de disparos más largos del mundo lo tiene el británico Craig Harrison, de la división de Blues and Royals RHG/D del Ejército de Tierra del Reino Unido, que mató a dos talibanes a 2.475 metros en Afganistán en 2009.

Embed

Dejá tu comentario