Un alce albino, nuevo ídolo en Noruega

Mundo

Es el único de su clase en ese país y ya hacen remeras con su imagen.
Los cazadores temen matarlo por las posibles represalias.

Es raro, es blanco y Noruega empieza a quererlo. Es un alce albino, apodado con poca originalidad "Albin", qe deja perpleja a la comunidad científica noruega y a los cazadores del país escandinavo que no se atreven a matarlo por temor a represalias.

El alce, que debe su color a un gen recesivo que sólo aparece rara vez, se convertió en la sensación de la comarca de Oestfold, al este de Noruega, donde los residentes comenzaron a vender camisetas con una imagen del animal.

El alce, un macho, es el único de su clase en Noruega. "En Noruega y Suecia, donde hay casi 500.000 alces, se ha contemplado un alce albino cada 2 años", afirma el catedrático de veterinaria, Jon Arnemo. Los científicos estiman que surge un alce albino por cada 100.000 ejemplares de ese herbívoro.


 


"Es muy bonito y grande. Nunca antes había visto uno", dijo la primera mujer que le tomo una fotografía.
La danesa Kirsten Foss Hansen fue la primera en dar con el alce en la localidad de Svinndal, el mes de mayo pasado y en conseguir fotografiarlo tras organizarse una competición entre los vecinos de la zona, en búsqueda del animal. "Fuí la primera en fotografiarlo. Es un alce blanco muy bonito y grande. Lo vi por primera vez en el mes de mayo anterior. Nunca antes había visto uno", dijo Hansen.

Los cazadores de la región le han perdonado la vida. En Noruega, es habitual que los cazadores maten numerosos tipos de animales salvajes, incluso especies semi-protegidas, como linces y osos pardos. Un cazador, que se atrevió a anunciar en un periódico que mataría a Albin, recibió cientos de respuestas de lectores enfurecidos amenazándolo.

"Sabemos donde vives y te vamos a dar una paliza", dijeron algunos, según informa la radio noruega Nrk. Sigmund Lerheim, director de un comité de fauna salvaje de la ciudad de Spydeberg, en la misma comarca, dijo que no podía garantizar la vida de Albin porque la ley no hace una excepción con los alces blancos.

Dejá tu comentario