Una prueba de ADN confirmó que el chico de 13 años no era padre

Mundo

*La beba nació hace un mes, y en seguida aparecieron casi media docena de jóvenes que reclamaban la paternidad.

La noticia dio la vuelta al mundo: un chico de sólo 13 años y su pareja de 15 fueron padres de una beba en febrero de este año. Pero después de un examen de ADN, los médicos ingleses pudieron determinar que el chico, llamado Alfie Patten, no es el padre de la beba, Maisie Roxanne.

Apenas se conoció el caso, al menos media docena de adolescentes reclamaron la paternidad de la recién nacida, pero Chantelle Stedman, la novia de Alfie, sostuvo que el chico era “el único” con quien tenía relaciones en ese momento y que el resto eran “mentirosos”, según hicieron eco los medios británicos como The Sun o Daily Mirror.

Justamente en éste último se conocieron los resultados del examen de ADN, que señalaron que Alfie no era el verdadero padre de la beba. Al parecer, el chico adoraba a su beba y estaba devastado con la idea de que otros chicos hubieran dormido con su novia.

“Mi mamá me explicó qué es un examen de ADN”, declaró Alfie muy serio, “así que si la hago, se van a callar todos”. Los posibles padres, en cambio, son dos compañeros de colegio de Chantelle, uno de 16 años y otro de 14. Después de ellos, aparecieron dos candidatos más, igualmente jóvenes.

Lo cierto es que por medio de otras pruebas de paternidad se podría dar con el padre de Maisie Roxanne, quien cobraría junto a su madre quinceañera para poder mantenerla. Al parecer, sobran los adolescentes responsables en Gran Bretaña.

Dejá tu comentario