Adiós a un clásico: cerró el parador de Atalaya frente a la laguna de Chascomús

17 de noviembre de 2017

Ya había reducido los días de atención y cerrado un local en Mar del Plata. Desde el sindicalismo apuntan a una mala administración.

Luego de varios meses de rumores, este domingo cerró el local de Escalinatas de Atalaya, en Chascomús. Desde el sindicalismo local apuntan a una mala administración. Ubicado en la avenida Costanera, frente al Parque de los Libres del Sur y a la laguna, en septiembre había reducido los días de atención para abrir viernes sábados y domingos.

Embed

Según declaró el referente gremial de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTGRA) de Chascomús, Carlos Villarroel, el recorte se debió a que el nuevo gerente había considerado que no rendía económicamente lo esperado.

Villarroel había señalado además que la firma tenía una pérdida anual de 2 millones de pesos. “El domingo fue el último día de trabajo en la planta. La empresa explicó que el motivo es la pérdida que daba, debido a los altos costos", dijo el gremialista en declaraciones periodísticas.

"El principal problema es el cambio que se hizo en la preparación de la medialuna que llevó a que la calidad sea diferente”, reveló Villaroel quien agregó que “la gente quería un clásico y el producto cambió para mal".

Además, Atalaya había cerrado en marzo su local en Mar del Plata debido a las bajas ventas y al costoso presupuesto para pagar los servicios.

Temas