Perú: Paolo Guerrero fue sancionado un año por doping y se pierde el Mundial de Rusia 2018

08 de diciembre de 2017

El delantero Paolo Guerrero no jugará el Mundial de Rusia 2018 luego de que la FIFA confirmara la suspensión de un año por haber ingerido cocaína en el partido de las Eliminatorias Sudamericanas jugado ante la Argentina.


La FIFA ratificó lo que se intuía y Guerrero, de 33 años, no estará en la Copa del Mundo, en una baja más que sensible para el "Tigre" Gareca, y tampoco jugará la semana próxima para su equipo, el Flamengo de Brasil, la segunda final de la Copa Sudamericana frente a Independiente, que se impuso en la primera jugada en Avellaneda por 2-1.

El dóping positivo de Guerrero se detectó en el control al que fue sometido el pasado 5 de octubre en Buenos Aires, tras el partido de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 entre Argentina y Perú que finalizó empatado sin goles, al detectarse en su muestra el metabolito de la cocaína benzoilecgonina, incluida entre los estimulantes que figuran en la lista de sustancias prohibidas la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

"Al haber dado positivo por una sustancia prohibida, el futbolista ha contravenido el artículo 6 del Reglamento Antidopaje de la FIFA y, en consecuencia, el artículo 63 del Código Disciplinario de la FIFA", informó este organismo en un comunicado.

El periodo de vigencia de la suspensión comienza el 3 de noviembre de 2017, fecha en la que el jugador fue suspendido de manera provisional por el presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

Paolo Guerrero ha sido jugador de las inferiores de Alianza Lima; Bayern Munich y Hamburgo de Alemania; y Corinthians de Brasil y llegó al Flamengo en el 2015.

Temas