Científicos rusos crean un método para respirar bajo el agua que podría salvar vidas

21 de diciembre de 2017

Un líquido especial creado con tecnología avanzada permitió que un perro salga ileso tras pasar varios minutos respirando bajo el agua.

Científicos de la Fundación de Proyectos de Investigación Avanzados, con sede en Moscú, reanudaron los experimentos con animales empleando la tecnología de respiración bajo el agua sin ningún dispositivo mecánico, en ausencia de aire comprimido y en sumersión completa, luego de que fueran suspendidos entre 1990 y 2015, y lograron resultados sorprendentes.

Así lo demostraron aprovechando la visita a sus instalaciones del presidente serbio, Alexandar Vucic, luego de sumergir a un perro salchicha boca abajo en un cubo con un líquido especialmente preparado, donde en cuestión de unos minutos pudo adaptarse al nuevo entorno.

Rusia desarrolla una tecnología única para respirar en el ag.mp4

El can logró respirar durante varios minutos gracias a un líquido que fue introducido en el interior de sus pulmones. Al sacarlo, solo tuvieron que extraer el agua del sistema respiratorio del animal para que volviera a utilizar el aire de la atmósfera.

El jefe del proyecto de respiración con líquido, Fiodor Arsényev, le acercó el perro a Vucic, quien se dio el gusto de acariciarlo para comprobar que se encontraba en buen estado y admitió estar "muy impresionado".

Esta tecnología permitiría salvar vidas a los tripulantes de submarinos naufragados. El problema es el ascenso a la superficie desde más de cien metros de profundidad, dado los riesgos mortales del síndrome de descompresión. Es por eso que cada marinero podría ponerse un aparato respiratorio con un líquido que reemplazaría el nitrógeno del aire y así evitar que la sangre humana entre en ebullición, obstruyendo el flujo sanguíneo durante la subida. De esta manera, la tecnología aceleraría el ascenso y aseguraría el éxito del rescate.

Además, las cámaras de respiración con agua podrían permitir la gestación de bebés prematuros. También podrían mantener con vida a las personas con vías respiratorias afectadas que fueron víctimas de quemaduras tras algún incendio.

Temas