Un asesino fingió ser mudo durante 12 años para no ser descubierto y se olvidó cómo hablar

28 de diciembre de 2017

Un hombre que cometió un asesinato y que se escapó de su pueblo decidió no hablar para no delatarse. De todas maneras, después de haber estado más de una década simulando ser mudo, sus cuerdas vocales se atrofiaron.

Zeng tenía 33 años cuando en 2005 mató al tío de su esposa tras una pelea por 500 yuanes -60 dólares-. A partir de entonces, decidió fugarse a la aldea de otra provincia, en China, donde trabajó en una obra en construcción, se casó y tuvo un hijo. Para no ser descubierto, el hombre fingió ser mudo durante muchos años.

Sin embargo, a principio de este año, la policía sospecho algo en Zeng por no tener documentos de identidad y fue detenido. Luego de tomarle algunas muestras de sangre para un análisis de ADN, las autoridades descubrieron que su huella genética se parecía mucho a la de los padres de un asesino que era buscado desde hace 12 años.

Al permanecer durante tantos años callado y sin emitir voz alguna, sus cuerdas vocales se atrofiaron. Finalmente, Zeng confesó por escrito.

“Cuanto menos digo, menos posibilidades tengo de cometer un error”, escribió Zeng cuando le preguntaron por qué había elegido no hablar durante tantos años.

Temas