Un padre escrachó a su hija por estar a favor del aborto: "No fuiste planeada, no te buscamos"

19 de junio de 2018

Marcelo Salvazzini escribió una carta a su hija Agustina en las redes sociales en la que le manifestó su amor pero en la que también lanzó una dura confesión.

La discusión por la legalización del aborto generó una gran brecha en la sociedad, incluso algunas familias se vieron divididas entre los que están en contra y los que están a favor. Ése es el caso de Marcelo Salvazzini, que no comparte su postura con su hija Agustina, de 15 años.

En el Día del Padre, Marcelo publicó una carta a su hija en Facebook en el que le manifestaba todo su amor pero en la que también lanzaba una dura confesión: “No fuiste planeada. No te buscamos”. Y agregaba: “Quizás hubiera sido más fácil quitarte con un aborto y prescindir de una gran responsabilidad”.

facebook hija escrachada infografia.jpg

“Hace 15 años o un poco más me enteré que habías sido engendrada. No fuiste planeada. No te buscamos. No fuiste producto de una pareja constituida con un proyecto firme. Al principio me dio miedo, y después otras cosas que prefiero no decir”, comenzó Marcelo .

“Tanto tu madre como yo decidimos seguir adelante con tu vida. A pesar de las dudas. Quizás hubiera sido más fácil quitarte con un aborto y prescindir de una gran responsabilidad, siendo yo un pendejo; no tan pendejo pero muy pelotudo”, añadió.

Luego, el papá de Agustina lanzó su peor confesión: “Si hubiese existido la posibilidad de borrarte en un hospital público de manera legal y gratuita…yo no sé qué hubiese decidido. O tu madre en primer lugar. La cuestión es que seguimos adelante con tu vida y fue el acierto más grande de mi vida. No fue fue fácil, pero hice lo mejor que pude y te amé desde el primer momento. Hoy sólo deseo que seas una persona de bien y aunque el pañuelo que llevás puesto no coincide con mis pensamientos, no obstante te amo y te respeto”.

“Sólo espero que algún día puedas ver más allá de tu ombligo, que sepas que el tema requiere seriedad porque se trata de vidas y que respetes y no ridiculices a la gente que piensa diferente a vos, especialmente a tu familia y misma sangre. El apellido es lo de menos. Te amo”, concluyó.

Temas