-

La Reina aceptó la propuesta de Boris Johnson y suspenden el Parlamento británico

28 de agosto de 2019

La oposición acusó al Primer Ministro de acotar los tiempos de debate para un nuevo acuerdo por el Brexit, pero el mandatario siguió el camino legal para detener la actividad legislativa.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, consiguió este miércoles que la reina Isabel II aceptara prorrogar el Parlamento en Westminster "no antes del lunes 9 de septiembre de 2019 y no después del jueves 12" del mismo mes.

Así, el parlamento británico quedaría en suspenso hasta el 14 de octubre, fecha en que la reina inaugurará las sesiones con un discurso en el que se espera que exponga el plan de gobierno de Johnson, que deberá incluir los pasos a seguir para el Brexit.

Los parlamentarios opositores expresaron su frustración en las redes sociales y a través de comunicados de prensa en los que se refirieron a la maniobra como "antidemocrática", pero la firma de Isabel II es una sentencia firme.

La ley británica estipula que los acuerdos que no se hayan cerrado para esa fecha, por ejemplo el de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se caerán a menos de que se vote continuar su debate después del receso.

También puede ocurrir que un miembro de la Cámara Baja (la de los Comunes) reintroduzca el proyecto después del 14 de octubre. El problema en ese caso es el poco tiempo que los representantes tendrán para bloquear un Brexit sin acuerdo, que es lo que busca Johnson.

Johnson anticipó que su gobierno "sacará adelante una ambiciosa y valiente agenda legislativa" en la que el Brexit será uno de los "temas centrales".

La nueva fecha para que el Reino Unido deje la Unión Europea es el 31 de octubre, momento para el cual Johnson tendrá que tener aprobado por el Parlamento su "Brexit duro".

Temas