Viernes 13: ¿por qué se considera "de mala suerte" y qué es la parascevedecatriafobia?

13 de septiembre de 2019

Creencias religiosas, leyendas paganas y hasta películas de Hollywood alimentan la superstición sobre el Viernes 13. ¿Es un día de mala suerte?

Martes 13 para los hispanos, viernes 13 para los anglosajones, franceses y portugueses: las dos fechas son consideradas de mala suerte por los supersticiosos y la mayor carga negativa está relacionada con el simbolismo religioso. Es que a la última cena asistieron 13 personas (los doce apóstoles más Jesús) y es así que el número fue asociado con el apocalipsis, el anticristo y la muerte.

Una de las razones que ha contribuido a continuar fomentando esta fobia ha sido Jason Voorhess, protagonista de la saga de 'Viernes 13'. Estrenada en 1980, esta película de terror se convirtió en todo un clásico del subgénero slahser y se la considera una de las grandes películas de culto.

Sin embargo, el viernes 13 es un día de desgracia para los anglosajones, franceses y portugueses. Para este lado del mundo, es el martes 13.

¿Por qué viernes?

La leyenda más difundida sobre el origen del viernes 13 se remonta a 1307 en Francia, donde en esa fecha un grupo de caballeros templarios fue capturado y asesinado bajo la orden de Felipe IV.

Años más tarde, el último gran maestre de la Orden del Temple, Jacques de Molay, fue condenado a la hoguera. Antes de morir lanzó una maldición: "¡Papa Clemente! ¡Caballero Guillermo! ¡Rey Felipe! ¡Antes de un año yo os emplazo para que comparezcáis ante el tribunal de Dios, para recibir vuestro justo castigo! ¡Malditos, malditos! ¡Malditos hasta la decimotercera generación de vuestro linaje!".

Si bien su muerte no fue un viernes 13, la historia asoció la maldición a la fecha en que comenzó la eliminación de los templarios y lo cierto es que antes de un año fallecieron tanto Felipe IV como Clemente V.

El Club 13

Más tarde, en el siglo XIX, surgió la organización de caballeros The Thirteen Club (El Club Trece). Sus miembros se reunían en grupos de 13 a cenar y el objetivo era desafiar a las supersticiones. Así es que derramaban sal y rompían espejos. Además, no hay que olvidar la creencia de que si 13 personas comen juntas, una de ellas morirá pronto.

La primera reunión del Club Trece fue en el día considerado con la peor suerte de la semana: el viernes. La fecha fue el 13 de enero de 1882.

Temas