Denuncian que Vía Bariloche no respeta el descanso de los choferes: "Me negué a salir y me echaron"

06 de febrero de 2020

El hombre fue desvinculado de la empresa a la que pertenecía el micro de larga distancia que se accidentó en la Autovía 2 esta semana.

"Yo me negué a salir porque estaba cansado y me echaron", sentenció Esteban Coriciano, ex chofer de la empresa Vía Bariloche, la misma que esta semana protagonizó un accidente en la Autovía 2 en el que murieron dos personas.

Coriciano fue despedido de la empresa Vía Bariloche el 16 de enero pasado, entre otras cosas, por reclamar que respetaran las horas de descanso necesarias entre un viaje y otro, informó 0223.

El chofer afirmó que los conductores "son rehenes" de la empresa ya que a la menor queja corren el peligro de ser despedidos.

"No dormimos, no nos pagan los feriados, trabajamos sin franco", enumeró Coriciano, cuyo relato alcanzó un nuevo nivel de dramatismo a la luz del vuelco ocurrido esta semana cuando el chofer al volante, Walter Falcón, se quedó dormido y estrelló el vehículo contra el cantero central a la altura de Samborombon.

"Se durmió, lo dejé dormir dos o tres horas, y después lo desperté para que maneje 100 km y se durmió cumpa, se durmió. Se despistó en una curva y caímos a un zanjón", había dicho el chofer Ernesto Dutto, que viajaba junto con Falcón, en un audio que se viralizó.

Dutto le envió una serie de mensajes a un contacto cuando ya estaba en la comisaría tras el accidente y reconoció que su compañero y él "rebotaron" al llegar a destino en el viaje anterior, lo que significa que apenas llegaron a Mar del Plata salieron a la ruta de nuevo para ir a General Pacheco con 38 pasajeros a bordo.

Temas