-

-

La elefanta Mara rompe la cuarentena: este sábado será trasladada a Brasil

Por: Nadia Barreiro
07 de mayo de 2020

El entrenamiento para el viaje duró más de un año. La elefanta viajará en una caja durante cinco días. Será liberada en un santuario de Mato Grosso.

Un momento inolvidable en la historia de los zoológicos de Argentina ocurrirá este sábado cuando la elefanta Mara comience su viaje hacia la libertad, luego de 50 años de encierro.

Mara será trasladada por tierra desde Buenos Aires hasta la Chapada dos Guimarães, ciudad donde se encuentra el Santuario de Elefantes de Brasil. Allí la esperan con 2800 hectáreas de vida natural y cuidadores que la ayudarán a construir una nueva vida. Debido a que de bebé fue atrapada para ser explotada en los circos, ella tendrá que aprender todo de nuevo, desde caminar en superficies curvas hasta buscar su propia comida.

La adaptación no la hará sola, sino que será guiada por sus nuevos cuidadores del santuario y su director Scott Blais, quien meses atrás viajó a la Argentina para colaborar en la logística del traslado. De todos modos, el cambio no es improvisado, ya que desde que se confirmó su paso hacia la libertad, en diciembre de 2019, la elefanta recibió entrenamiento, por ejemplo, para encontrar frutas escondidas en su predio.

PAÑOS MARA.mp4

Los detalles del viaje

Los preparativos comenzarán a las 16. Una vez que Mara haya ingresado a la caja con la ayuda de alimento a modo de recompensa, la jaula será cargada en el camión con una grúa para dar paso al momento más conmovedor, cuando se abran las puertas del recinto. Para sus cuidadores, será una despedida con cierto sabor amargo por el desapego, pero también de mucha esperanza y alegría.

Una vez que deje el Ecoparque, entre las 17 y 18, el camión tomará el Acceso Norte Campana hasta la Ruta número 14 y luego la número 12 hasta Foz do Iguaçu de Iguazú, lugar donde se estima que arribe el lunes. Allí se realizará migraciones y habrá un cambio de equipo para evitar la migración de argentinos a Brasil debido al coronavirus. El primero estará conformado por personal del Ecoparque y el segundo por personas del Santuario. Serán ellos sus acompañantes hasta la selva, su destino final.

caja de mara

"Mara se encuentra muy bien de salud y animo"

El Secretario de Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires, Eduardo Macchiavelli, aseguró que el sábado habrá un antes y un después en la historia del Ecoparque. “Si bien ya derivamos con éxito más de 800 animales desde su creación, este traslado será un hito por la complejidad sanitaria, logística y administrativa que la misma supone" aseguró. "hemos tomado todas las medidas de seguridad posibles, hemos realizado una planificación exhaustiva y contamos con un personal técnico muy preparado para lograrlo con éxito”, destacó.

Respecto al estado de la elefanta, el Subsecretario a cargo del Ecoparque, Federico Iglesias, afirmó que “se encuentra muy bien de salud y de ánimo". "Transitó muy tranquila la cuarentena dispuesta por las autoridades sanitarias que se realizó en conjunto con el SENASA y está en buenas condiciones para realizar el viaje”, contó.

El camino será largo, y por protocolo el animal no podrá abandonar la caja. Para cuidarla, se usará un sistema de ventanas que permitirán saber cómo irá transitando el viaje. Durante todo el día, Mara comerá alfalfa seca, variedad de frutas (ingiere habitualmente unos 100 kilos diarios), verduras, alimento balanceado y beberá agua.

elefanta mara

La vida que le espera

En el santuario viven las elefantas Maia, Rana y Lady, adentro del hábitat dedicado especialmente para la especie asiática, donde iría, con el tiempo, Mara.

Los elefantes son manejados a través del "contacto protegido", es decir que se mantiene una barrera o espacio significativo entre los cuidadores y los elefantes. La seguridad del cuidador no es la única consideración aquí, también permite que los elefantes sientan que tienen su propio lugar.

Debido al impacto físico del cautiverio, deben tener controles de salud, con extracción de sangre y el trabajo de pies son parte de la atención necesaria. Esto es algo que Mara viene realizando con sus cuidadores, y de manera muy satisfactoria, con el mismo método que usan en el santuario: el refuerzo positivo. Cuando ella hace las cosas bien, obtiene un buen premio.

La concepción de la salud de los animales es holística: se respeta a los elefantes como un ser completo: cuerpo, mente y emociones. Esto incluye terapia con láser frío láser, homeopatía, y hasta medicamentos con esencias florales.

Maia
Maia, una de las elefantas asiáticas que viven en el santuario de Brasil.

Maia, una de las elefantas asiáticas que viven en el santuario de Brasil.

Otros datos sobre su historia

El personal del santuario no podrá cruzar alimentos a través de la frontera, por lo que llevan los cientos de kilos desde Buenos Aires.

La caja transportadora pesa 5.750 kilos, tiene un largo de 5 metros y supera los 3 metros de altura.

Mara compartió el recinto con dos elefantas africanas, Kuky y Pupy, dos elefantas hermanas nacidas en el Parque Kruger de Sudáfrica, que también esperan liberar.

Mara llegó al antiguo zoológico porteño el 16 de octubre de 1995 luego de un decomiso judicial por la quiebra del Circo de Rodas.

La elefanta tiene una esperanza de vida de 75 años. Si todo sale bien, entonces, vivirá más de veinte años en libertad. Como reza el dicho, la lucha es "hasta que la última jaula esté vacía".

mara elefanta
La elefanta Mara será trasladada a Brasil en los próximos días

La elefanta Mara será trasladada a Brasil en los próximos días

Temas