-

-

Desapareció hace más de 2 meses cuando viajaba a Bahía Blanca y los datos sobre su paradero son contradictorios

07 de julio de 2020

Facundo Astudillo Castro tiene 22 años y fue visto por última vez el pasado 30 de abril en un retén. "Tengo serias sospechas sobre la Policía", dijo la mamá del joven.

Pasaron más de dos meses de la desaparición de Facundo Astudillo Castro y su familia sigue sin saber sobre su paradero. El joven desapareció el 30 de abril cuando se dirigía de Pedro Luro a Bahía Blanca. De ahí en más, hay dudas, testimonios contradictorios y la desesperación que aumenta día tras día.

El día de su desaparición, Facundo vestía un buzo de boca, pantalón negro y zapatillas negras, una gorra de Fort y salió de su casa con el objetivo de recorrer los 125 kilómetros, que separan ambas ciudades, a dedo y llegar a la casa de su ex novia. Lo hizo a pesar de no contar con un permiso de circulación por el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

A solo 30 kilómetros, un retén policial lo detuvo, le labró un acta por romper la cuarentena, pero, según la versión policial, lo dejó seguir rumbo a Bahía Blanca. Desde ese día, Facundo está desaparecido.

Embed

Cristina Castro, su mamá, reveló en diálogo con C5N que tiene serias dudas respecto al accionar policial y contó que hicieron una denuncia por "desaparición forzada." De hecho, la semana pasada se formalizó un pedido de investigación en el Juzgado Federal N° 2 y la fiscalía a cargo del doctor Santiago Ulpiano Martínez.

Según su testimonio, en la comisaría de Pedro Luro demoraron mucho tiempo en tomarle la denuncia y los testimonios de los oficiales que supuestamente lo interceptaron aquel mediodía en un retén, se contradicen respecto a lo sucedido.

Hasta el momento, la desaparición de Facundo fue investigada por la fiscalía de Villarino como "averiguación de paradero". Todos los testimonios y versiones de la causa fueron incorporadas por el personal policial de Pedro Luro y, según explicó Cristina, están plagadas de contradicciones. "En la última comunicación con mi hijo, se escuchó un ruido raro. O Facundo tiró el teléfono o se lo arrebataron", dijo.

Además denunció que un mes después de su desaparición, el policía que le libró el acta recordaba que Facundo le había dicho que iba a Bahía Blanca a la calle y altura exactas donde vivía su ex novia. Según esa versión, el agente chequeó que ya le habían labrado una infracción en Mayor Buratovich y tampoco lo hizo regresar a su domicilio.

"Yo creo que mi hijo nunca llegó a Bahía. La policía me dijo que lo dejaron seguir, pero los testimonios se contradicen. En la primera declaración, un oficial de apellido Sosa dice que a Facundo lo levantó una Dunster Oroch y después dijo que se alejó caminando", contó.

Tras insistir, la familia de Facundo, junto con su abogado, consiguió que realicen un rastrillaje en Mayor Buratovich y Teniente Origone. Y fue justamente en ese proceso cuando se encontró con algunas revelaciones inesperadas.

"El mismo día del rastrillaje hicimos una reunión con gente del K9. Ahí un oficial llamó a una chica vestida de policía y me dijo ella es Xiomara Flores, ella fue quien lo levantó a su hijo y lo llevó hasta la entrada de Teniente Origone. Resulta que esta mujer nunca me miró a la cara y estuvo todo el tiempo con un superior al lado. Además, la oficial estaba de civil ese día y supuestamente lo llevó en su auto particular", expresó.

Para Cristina, a Facundo le pasó algo en Mayor Buratovich y su mirada le apunta directamente a la Policía. "Tengo sospechas sobre la policía", dijo la mujer.

Temas