-

-

Acusan a Luis Miguel Etchevehere de usurpar terreno de una escuela agrotécnica

26 de octubre de 2020

"El tipo puso un palo acá y dijo 'de acá a acá es mío'", le relataron a un periodista que cubre el conflicto de la familia Etchevehere en Entre Ríos.

Luis Miguel Etchevehere sigue al pie del cañón contra su hermana, Dolores Etchevehere, que le donó parte del campo familia Casa Nueva, ubicado en el departamento de La Paz, Entre Ríos, a integrantes del Proyecto Artigas para el desarrollo de la agricultura sustentable y comunitaria. Pero este lunes salió a la luz un detalle que ubica al ex ministro macrista en el papel de usurpador de tierras que le achaca al resto: habría tomado 80 hectáreas de una escuela rural cercana en los noventas.

Justo al lado del campo Casa Nueva, que es propiedad tanto de Luis Miguel Etchevehere como de Dolores Etchevehere y de dos hermanos más y la madre de todos, existe la Escuela Agrotécnica 151, que hasta la década de los noventas contó con un campo donde el alumnado hacía sus prácticas. El periodista Hernán Aisenberg informó en el sitio Notas de Periodismo Popular que estudiantes de ese establecimiento educativo aprovecharon la visibilidad del conflicto de clan para mostrar en una bandera su reclamo histórico.

Etchevere usurpación escuela

Dolores Etchevehere y Luis Miguel Etchevehere protagonizan una disputa territorial, ¿quién usurpó primero?

"Un vecino me dijo: 'el tipo puso un palo acá y dijo de acá a acá es mío', sin papeles ni nada, e iba alejando el palo como si no nos diéramos cuenta", relató Aisenberg al canal C5N. La maniobra no pasaría desapercibida en ningún rincón del país, pero el periodista señaló el vínculo político del ex ministro macrista con quienes fueran gobernador de Entre Ríos y presidente de la Nación en los noventas, Jorge Pedro Busti y Carlos Menem, como explicación concluyente de por qué se pudieron correr los límites de ese modo.

Encima el pozo de agua al que accedían el alumnado y cuerpo docente de la escuela quedó adentro del terreno usurpado por la familia Etchevehere y pasaron años hasta que fue posible construir uno nuevo. Mientras tanto, en todos estos años nadie vio cosechar nada ni sacar jaulas de ganado de ese sector. Es improductivo más allá de ofrecer una zona de separación entre Casa Nueva y la escuela.

En el paraje El Quebracho viven unas 80 familias. La mayoría de los habitantes asisten o asistieron a la Escuela Agrotécnica 151 mientras que sólo una persona trabaja hoy en día en Casa Nueva, con lo que el razonamiento de Luis Miguel Etchevehere sobre que su empresa agropecuaria le da empleo a la población se cae en seguida, y en vez se nota la importancia del establecimiento educativo que antes " le daba salida laboral automáticamente" a sus egresados.

escuela agrotecnica 151 entre ríos.jpg
Estudiantes y docentes de la Escuela Agrotécnica 151 de El Quebracho, Entre Ríos, denunciaron la usurpación. Crédito: Bárbara Leiva para Notas de Periodismo Popular

Estudiantes y docentes de la Escuela Agrotécnica 151 de El Quebracho, Entre Ríos, denunciaron la usurpación. Crédito: Bárbara Leiva para Notas de Periodismo Popular

"Fue muy difícil conseguir que la gente hablara. Lo que me contaban es que esas 80 hectáreas son fundamentales porque es una agrotécnica que se dedica a enseñar a los pibes a trabajar la tierra y les daba salida laboral automáticamente, y eso se perdió. Hoy una sola persona que trabaja de peón de este usurpador, como le decimos a Etchevehere, y el resto de las familias vive de planes, de situaciones muy marginales, y la sensación es que igual les deben favores", relató el periodista.

Aisenberg explicó que los residentes de El Quebracho están "siguiendo muy atentos al Proyecto Artigas" y que "hay una esperanza en este pueblo de que lo que está diciendo Dolores se cumpla", aunque todo está por verse porque la conocen como "la hermana de" Luis Miguel Etchevehere.

Ecos de los años noventas

"Ahí funcionaba en frigorífico Santa Elena. Lo que a mí me dijeron en el barrio es que daba trabajo a 1500 personas. Era el punto neurálgico de laburo para todo el norte entrerriano. De un día para el otro quebró la empresa y le pagó las indeminzaciones a los trabajadores con pedacitos de tierra que él (por Luis Miguel Etechevehere) también se fue quedando porque marca y pone una línea y dice 'esto es mío'", relató Aisenberg.

"Nadie le dice nada porque todo esto fue negociado con Busti, que era el Gobernador de Entre Ríos en los noventas (y de hecho lo fue en tres períodos: 1987-1991, 1995-1999 y 2003-2007), y negociado con el presidente Menem, y todo sigue funcionando como hasta ahora", señaló el periodista.

Temas