En medio del escándalo de los alimentos, Federico Sturzenegger anunció un nuevo sistema de acopio y reparto

Política

"La migración a un sistema de contratos contingentes barrerá con otro más de los mecanismos con los cuales el sistema político ha lucrado con la pobreza, claro está, hasta la llegada de Javier Mileia la presidencia", destacó el por ahora asesor.

Mientras se mantiene el escándalo por los alimentos retenidos por el Ministerio de Capital Humano, el supuestamente futuro ministro, Federico Sturzenegger, anunció a través de las redes sociales que el Gobierno adoptará un nuevo sistema de acopio y reparto de los bienes del Estado.

Todavía en calidad de asesor económico, el exministro de la Alianza y el macrismo anunció el lanzamiento de un "sistema de contratos contingentes", a pedido del propio presidente Javier Milei y la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello.

En un extenso posteo, el futuro funcionario del Gabinete detalló cómo será la operatoria en el reparto de alimentos y otros bienes a través del sistema de contratos contingentes.

"La migración a un sistema de contratos contingentes barrerá con otro más de los mecanismos con los cuales el sistema político ha lucrado con la pobreza, claro está, hasta la llegada de Javier Milei a la presidencia", argumentó Sturzenegger este domingo en las redes.

El economista indicó que el objetivo del nuevo sistema “se mantiene inalterado pero la ejecución cambia radicalmente”, y remarcó: “En el nuevo sistema no se compran los bienes sino que compra una ‘opción de compra’ de esos bienes (en jerga financiera es un call)”.

De esta manera, a responsabilidad del acopio y el reparto adecuado en tiempo y forma, según la circunstancia, estará en manos del sector privado, por lo que se le quitará esa función a los organismos del Estado competentes.

“El sector privado usa toda su logística y capacidad de almacenamiento para proveer este stock. Y como ese stock rota, los productos estarán siempre disponibles sin que el Estado tenga que tener inventarios o tener un solo depósito”, amplió Sturzenegger.

Según explicó el economista en sus redes, su idea es que "el sector privado cobra por proveer ese seguro y a cambio se compromete a la entrega de los bienes cuándo y dónde se le requiera. Es una idea muy sencilla: el Gobierno compra un seguro de entrega inmediata en la emergencia".

Embed

Dejá tu comentario