Kicillof: "El que comete un delito debe cumplir su condena, pero respetando los derechos humanos"

Política

El gobernador de Buenos Aires inauguró este miércoles una alcaidía en Florencio Varela donde expuso los problemas de las cárceles en la provincia.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, formó parte este miércoles de la inauguración de la nueva alcaidía del partido de Florencio Varela, donde expuso los problemas que padece la provincia en medio de una alta tasa de sobrepoblación en el sistema penitenciario.

“Nos tocó asumir en medio de una huelga de hambre por el hacinamiento como cuestión estructural, por la falta de pago a los proveedores y entonces la ausencia de comida y medicamentos en lo coyuntural”, mencionó Kicillof sobre la realidad del sistema de cárceles en Buenos Aires.

Y apuntó contra la gestión de la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal: “Hay problemas que llevan décadas, pero cuando a uno le toca la responsabilidad de gobernar puede hacerse el distraído, ocultarlo, porque son cosas incómodas de mostrar, y dejar que las cosas se sigan deteriorando. A veces los cambios llevan más tiempo que los ciclos electorales, tal vez por los volúmenes de la inversión, porque son temas tabú o porque no son temas electorales clásicos no se hacen y se postergan. Una cosa es eso, y otra es retroceder, como ocurrió durante el gobierno pasado”.

VIVO | Inauguración de la nueva Alcaidía de Florencio Varela

Axel Kicillof dijo que al asumir como gobernador encontró “una situación terrible” de las que son “recurrentes en la provincia de Buenos Aires”: “Algunos piensan que simplemente encarcelando a alguien, sacándolo de circulación, el problema está resulto, y es mentira”, sostuvo.

Todo aquel que comete un delito tiene que cumplir su condena, pero respetando nuestra Constitución provincial y los derechos humanos. La condena no puede ser una tortura” porque “el resultado de ese hacinamiento es que aquellos que van a cumplir su condena, cuando son liberados, en un porcentaje elevadísimo, reinciden”, agregó.

Los único que ganamos es posponer, demorar y ocultar, pero no resolver el problema de la seguridad en la provincia, que tiene que ver con cambiar también las condiciones en nuestro servicio penitenciario”, explicó Kicillof desde Florencio Varela.

En cuanto a las condiciones sanitarias de los presos en las cárceles, anunció que se encuentran en construcción “15 hospitales penitenciarios en la provincia de Buenos Aires”, de los cuales dos se inauguran hoy en el mencionado partido bonaerense.

Kicillof explicó en ese sentido que con esto se logra “que los internos no tengan que acudir al sistema de salud del municipio y la provincia, lo cual representa gastos cuantiosos, movilización, riesgos y desatención para quienes necesitan el servicio”.

En ese marco, Axel Kicillof se refirió en particular a la situación del sistema de salud general de Buenos Aires y sostuvo que “con la pandemia quedó clara la inmensa fragilidad que tenía” y “la falta de articulación entre los niveles y prestadores. En tiempo récord, de esa debilidad hicimos la principal fortaleza para enfrentar la pandemia”.

Recibimos un sistema de salud devastado, abandonado, con obras paradas, sin terminar, por motivos inconfesables. Los que se llenan la boca hoy dándonos concejos que digan por qué no abrían los cinco hospitales que estaban por terminarse”, lanzó el Gobernador bonaerense.

“Teníamos 883 camas de terapia intensiva en el sistema público. El 1 de julio del 2020 se ocupó la cama 884, triplicamos la cantidad de camas de terapia intensiva, hicimos 188 obras junto con el Gobierno nacional y estos hospitales penitenciarios que son las que sirven y contribuyen a atajar la emergencia”, finalizó.

Dejá tu comentario