La cronología del "contrabando agravado de armamento a Bolivia"

Política

El Gobierno difundió un comunicado en el que ratificó su denuncia contra Mauricio Macri y ex funcionarios y detalló cómo fue el supuesto envío de material bélico.

El Gobierno denunció penalmente el contrabando ilegal de armamento y municiones que la gestión de Mauricio Macri envió a Bolivia el 12 de noviembre de 2019.

Según el documento difundido este lunes, el objetivo de la maniobra fue poner ese material represivo a disposición de la dictadura que dos días antes había derrocado al gobierno democrático de Evo Morales con apoyo de las fuerzas armadas bolivianas.

A través de un comunicado, desde el Gobierno explicaron cómo fue la cronología del desvío, que se produjo días antes de las masacres de Sacaba y Senaka, donde murieron más de 20 personas y hubo más de 200 heridos por disparos de bala.

La cronología del "contrabando agravado de armamento a Bolivia" por parte del Gobierno de Mauricio Macri

2019

  • 20 de octubre: Elecciones presidenciales en Bolivia.
  • 7 de noviembre: La ANMaC (agencia argentina encargada del control de armas) modifica el régimen que regula las autorizaciones para la salida del país de armamentos y municiones, flexibilizando los requisitos exigidos a las Fuerzas Armadas.
  • 10 de noviembre: Las fuerzas armadas y policiales bolivianas fuerzan la renuncia del presidente constitucional Evo Morales.
  • 11 de noviembre: La Gendarmería Nacional solicita a la ANMaC la salida del país de armas y municiones, entre ellas, 3.600 de calibre 12-70. El pedido no incluye granadas ni gases lacrimógenos. La finalidad declarada es la seguridad y protección de la Embajada. La ANMaC emite la autorización de salida temporaria ese mismo día.
  • 12 de noviembre: Se produce la ilegítima toma del cargo de presidenta de la dictadora Jeanine Áñez.
  • Ese mismo día, la Gendarmería solicita la ampliación del material autorizado el día anterior, incluyendo 70.000 cartuchos anti-tumultos, 100 spray de gas pimienta y 661 granadas de gas. La ANMaC autoriza únicamente los 70.000 cartuchos. El gas pimienta no se trataba de material controlado. En cuanto a las granadas de gas, si bien es material controlado, no consta en los registros de ANMaC ninguna autorización de salida ni tampoco ningún expediente por el cual se haya dado curso a ese pedido de autorización.
  • También ese día, en Bolivia, la Policía Boliviana autoriza a la Embajada de la República Argentina a ingresar armamento al país, cuya cantidad y tipo no coincide con las autorizaciones solicitadas por la Gendarmería ante la ANMaC ni en la documentación aduanera. La Policía Boliviana autorizó el ingreso de sólo 3.600 cartuchos calibre 12-70; y nunca autorizó las granadas de mano ni el spray antitumulto.
  • Esa noche, a las 23:40, parte el Hércules C-130 rumbo a Bolivia. En los trámites aduaneros, se informa la salida de 71.350 cartuchos antitumulto 12-70, además de spray gas lacrimógeno y 581 granadas de gas. Las granadas son marcadas manualmente por el personal de Aduana como “no embarcado”. Sin embargo, no se realizan los trámites que hubiesen correspondido en caso de no embarcarse esa mercadería. En el recuento de bultos finalmente embarcados se hace referencia a 177 bultos, lo que incluiría las granadas.
  • 13 de noviembre: El General de la Fuerza Aérea Boliviana, Jorge Gonzalo Terceros Lara, envía una carta al entonces Embajador de la República Argentina en Bolivia, Dr. Normando Álvarez García- mediante la cual pone de manifiesto y agradece la recepción, proveniente del Gobierno Argentino de 40.000 cartuchos AT 12/70, gases lacrimógenos y granadas de gas.
  • 14 de noviembre: La carta es ingresada a la Embajada Argentina, según consta en los registros informáticos.
  • Ese mismo día, Jeanine Áñez emite un Decreto Supremo que exime de responsabilidad penal a las Fuerzas Armadas intervinientes en operativos “para el restablecimiento del orden interno y estabilidad pública”
  • 15 de noviembre: Bullrich interviene personalmente en la autorización de la partida de once gendarmes con destino a La Paz, dejando establecido que la autorización corre “entre el 12 de noviembre de 2019 y el 12 de enero de 2020”.
  • Ese mismo día, se produce la masacre de Sacaba, en donde murieron al menos 11 personas y se produjeron 120 heridos, en un operativo conjunto entre la Policía y las Fuerzas Armadas bolivianas.
  • 19 de noviembre: Se produce la Masacre de Senkata, en donde la Policía y las Fuerzas Armadas, usando nuevamente municiones y gases lacrimógenos, asesinan a otras 11 personas y hieren a más de 50.

2020

  • 26 de junio: Se declara el reingreso de la totalidad del material (incluidas las granadas supuestamente no embarcadas) al país; a excepción de las 70.000 municiones calibre 12-70, las cuales se informa que “fueron consumidas en Bolivia en ejercicios de entrenamiento y prácticas de tiro”. Esa explicación contradice los motivos denunciados para la salida del material (la seguridad de la embajada) y con las características del Grupo Alacrán enviado a Bolivia, que constituye un Grupo de Operaciones Especiales que no está entrenado ni preparado para operativos antidisturbios, y que no utiliza munición antitumultos sino armamento letal. Las 70.000 municiones jamás regresaron a Argentina.

Dejá tu comentario