Escuelas tomadas: Soledad Acuña advirtió que los alumnos tendrán que ir a clase los sábados

Política

La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, acusó al kirchnerismo por las escuelas tomadas.

Después de una semana caliente por las escuelas tomadas en la Ciudad de Buenos Aires, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró que "los chicos que están en las tomas no son alumnos regulares, perdieron la regularidad". Y por ese motivo deberán cumplir "medidas compensatorias" como "ir a la escuela los días sábados" para recuperar los días perdidos.

"En mi tiempo se llama quedar libre", recordó Soledad Acuña para, luego, acusar a la oposición porteña de supuestamente orquestar la toma de escuelas. "El kirchnerismo armó un escenario con las tomas de colegios como si estuviésemos en los '70", expresó.

Por otro lado, Soledad Acuña consideró que las tomas de escuelas responden a “una iniciativa político-partidaria que comenzó hace 100 días incitada por CTERA y legisladores del Frente de Todos, que entregaron manuales de como tomar escuelas” .

Acosta.jpg

Nación le pide a la Ciudad que escuche a los estudiantes

El ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, sostuvo el viernes que "hay que responder las demandas de los alumnos" en el contexto de las protestas en las escuelas públicas porteñas, en una veintena de las cuales continuaban hoy las tomas, abrazos simbólicos o pernoctes organizados para sostener variadas demandas.

"Los chicos están pidiendo ser escuchados. Hay que dar respuestas a estas demandas que no son tan difíciles de resolver, escuchando y hablando", aseveró Perczyk, quien resaltó que "la responsabilidad de la escuela la tenemos los adultos". Añadió que la Ciudad de Buenos Aires "tiene una situación distinta a la de las provincias" y planteó que el reclamo de los alumnos está orientado a "alimentación, estructuras y prácticas profesionales".

En declaraciones a C5N, fue consultado acerca de las demandas por las prácticas profesionales que deben realizar los alumnos del último año de la secundaria. "No cualquier cosa es una práctica. Hay que preparar a los chicos para el trabajo, pero los chicos dicen que no los preparan para el mundo del trabajo", respondió.

Embed

Dejá tu comentario