Además de los aportes del Grupo Caputo, así se financiaba Revolución Federal

Política

La organización ultraderechista investigada al atentado contra Cristina utilizaba una aplicación de crowdfunding para obtener de dinero de quienes simpatizan con acciones violentas.

Además del dinero recibido por parte del Grupo Caputo, ligado a la familia del exministro macrista Luis Caputo, la organización Revolución Federal, que está siendo investigado por la Justicia por el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner, tenía otros medios para obtener financiamiento.

Financiamiento que los detenidos Jonathan Morel, Leonardo Sosa, Gastón Guerra y Sabrina Basile, utilizaban para ejecutar actividades violentas, como marchas de antorchas, cacerolazos, escraches y amenazas contra referentes afines al gobierno de Alberto Fernández y el kirchnerismo.

Al mejor estilo Ku Klux Klan, el grupo argentino de ultraderecha solicitaba dinero a través de la aplicación Cafecito con fines explícitos, como 2.000 pesos a cambio de realizar un “cacerolazo con 20 antorchas”, 3.000 para “escrache con 30 antorchas” o una “horda de antorchas” a cambio de 5.000 pesos.

Cono señaló Paulo Kablan en ‘Argenzuela’ (C5N), si la jueza que investiga el intento de magnicidio califica el atentado como acto de terrorismo, a quienes aportaron a través de la mencionada app les cabría la figura de financistas de una organización terrorista.

Mirá:

REVOLUCIÓN FEDERAL se FINANCIABA a través de una APP de CONTENIDO ERÓTICO
Embed

Dejá tu comentario