Planificar para prevenir: la fórmula para bajar el delito en la provincia de Buenos Aires

Política

La idea de crear un CMU bonaerense y replicar el anillo digital que funciona en la Ciudad de Buenos Aires, toma impulso en el equipo de Diego Santilli.

La inseguridad suele ser uno de los principales focos de atención en los estudios de opinión pública en el país. Según datos del Ministerio de Seguridad bonaerense, se comete un delito cada tres minutos. Venta de drogas, narco menudeo, robo de celulares, droga en menores, violencia de género, alcoholismo en los adolescentes. Los intendentes transmiten sus inquietudes y reconocen en privado que no alcanza el presupuesto para bajar el delito.

En este contexto, Diego Santilli, tras su renuncia al ministerio de Seguridad para ser precandidato a diputado nacional por Juntos por el Cambio, bosquejó toda su gestión, números y estrategias llevadas a cabo en sus más de tres años en Seguridad para diseñar las políticas y proyectos que llevará al Congreso.

En el entorno de Santilli aseguran que el mayor problema de los bonaerenses es lo que mejor resolvieron en la Ciudad y con este argumento desembarcaron en la provincia más grande, habitada y compleja del país con la idea de ganar la elección. "Acá no hay un problema con una solución, ni un éxito con una política, lo que logramos fue complementar tecnología con inversión y formación de la mano de políticas públicas, esa fue la receta de la coca cola para nosotros", afirman.

Los números de la Ciudad alientan la posibilidad de plantear una réplica del sistema en la provincia o algunos municipios del Conurbano, donde las cifras de delitos aumentaron sustancialmente. "No es el Centro de Monitoreo, o el anillo digital, o las diez mil cámaras, o los 19.000 agentes, ni la nueva formación, es todo junto para terminar con la inseguridad", sostienen desde el búnker de campaña.

Dentro del equipo de Santilli hay optimismo: se habla de crear un CMU bonaerense aunque cueste millones de dólares ("Lo creamos, lo perfeccionamos y lo vamos a poder exportar", se entusiasma Santilli). La obsesión del candidato pasa por seguir de cerca la actividad del CMU, donde se monitorea cada segundo de la vida porteña y sus 74 ingresos filmados en alta definición por el anillo digital.

Haber generado algo por primera vez en Argentina que supera a las capitales de América y convoca a países del primer mundo hizo que Santilli y el equipo quisieran pensar en replicarlo en la provincia. El anillo digital y la información que luego se analiza desde el propio CMU sirve para identificar a través de sus patentes a los vehículos que tengan impedimentos y que ingresan o egresan de la Ciudad mediante la traza de la Avenida General Paz y los puentes sobre el Riachuelo.

image.png

Son básicamente 498 lectoras de patente y 120 cámaras de video que llevaron una inversión millonaria por primera vez en la historia de la Ciudad. “Fue la mezcla de decisión, inversión determinación y convicción, sino esto no se lograba”, dice Santilli sobre la puesta en marcha de su plan integral. “Horacio me bancó la idea y tuve el aval para hacerlo, así funcionamos”, agrega.

Estas cifras ilusionan al equipo de seguridad porteño, hoy a cargo de Marcelo D´alessandro tras la renuncia de Santilli para asumir la campaña. Los números son elocuentes: los delitos de motochorros bajaron un 60%; el robo de autos un 50% y el secuestro extorsivo un 90%. “No es que no se puede, simplemente no todos logran articular inversión con formación y tecnología, pero eso fue lo que nos exigió Diego desde el minuto cero del partido que asumimos hace más de tres años”, dicen en el CMU, donde los ojos de la ciudad no descansan. “La articulación consta de la unión de SAME, bomberos, policía, todas las fuerzas, así entonces se trabaja sobre la prevención del delito, un concepto que viene a terminar con la idea de ir detrás de las cosas”, refuerzan. “Es seguridad de anticipación y nunca antes había pasado”, dicen el gobierno porteño.

Así entonces, hay quienes ya empezaron a hacerse la idea de que se puede diseñar un CMU bonaerense, pero para eso hace falta que todas las fuerzas políticas acepten un trabajo que hoy, parece difícil. “En esto no hay partido ni bandera, en esto hay personas que sufren, hay que dejarse de joder y salir a mejorarle la vida a la gente”, se queja Santilli cuando hay disputas partidarias en torno a la Seguridad.

Durante la campaña, se configuraron recorridas en torno al Conurbano y el interior, priorizando las zonas rojas o calientes donde el delito.

“En la Ciudad nos decían que era imposible, invertimos, laburamos, no dormimos y lo logramos, no es imposible, es difícil, pero lo vamos a hacer en la provincia”, aseguran desde el entorno del ex ministro de seguridad. También dicen que éste será un eje clave de agenda en el caso de que decida ir por la gobernación en 2023. “Todas esas ideas están presentes hoy en un equipo que recibe pedidos del ex vicejefe las 24 horas del día para seguir diseñando políticas y proyectos de ley que lo lleven al congreso como el garante de la vida segura”, cuentan desde la mesa chica de campaña.

Mientras tanto, Santilli continúa recorriendo la provincia, hablando con vecinos, tomando datos y estadísticas sobre el delito en el Conurbano.

PANTALLA SALA SITUACIÓN

Dejá tu comentario