Dejan en libertad a dos de los acusados por el crimen de Ferreyra

Política

Se trata de Guillermo Uño y Juan Carlos Pérez, quienes llegaron al juicio detenidos y acusados de ayudar a sacar las armas de la escena del crimen.

El Tribunal Oral Criminal 21 ordenó este martes la libertad de dos de los acusados por el crimen del militante Mariano Ferreyra, luego de que la fiscal María Luz Jalbert anunciara que pediría la absolución de Guillermo Uño y Juan Carlos Pérez, quienes llegaron al juicio detenidos y acusados de ayudar a sacar las armas de la escena del crimen.

La libertad de los dos acusados comenzó a implementarse al cabo de un extenso alegato, en el que Jalbert no alcanzó a pedir la penas, pero anticipo que pedirá la prisión perpetua para el ex secretario de la Unión Ferroviaria, José Pedraza.

Según la fiscal, Uño y Pérez recibieron el arma con que Cristian Favale habría matado a Ferreyra pero se trató de un "encubrimiento" por lo que antes de pedir las penas para los demás acusados anunció que el Ministerio Público Fiscal perdía el interés punitorio sobre ambos.

Fue entonces que los abogados de Pérez y Uño reclamaron que se les concediera la libertad, a lo que el TOC21 accedió invocando razones procesales.

La querella del CELS, que representa a la familia de Mariano Ferreyra, había pedido cuatro años de prisión para cada uno, en tanto que la de los otros baleados en la agresión habían pedido la prisión perpetua por considerarlos integrantes del grupo de choque que concretó el plan ideado por el entonces secretario de la Unión Ferroviaria, José Pedraza.

Vale recordar que la Procuración General, de la que dependen todos los fiscales, había designado recienemente a otros dos fiscales, Carlos Gamallo y Mariano Domínguez, para que respaldaran a Jalbert.

Antes de dar lugar a la libertad de los dos acusados, la Fiscalía había anticipado que pedirá la prisión perpetua de Pedraza, de su número dos Juan Carlos Fernández y del delegado Claudio Díaz al dar por probado que la agresión fue ordenada por el primero y trasmitida por su segundo a Díaz, que la organizó.

A los tres y también a otros cinco acusados de la patota ferroviaria: Cristian Favale, Gabriel Sánchez, Gustavo Alcorcel, Salvador Pipitó y Jorge Gonzalez, la fiscalia los calificó autores de los delitos de "homicidio agravado por el concurso premeditados de dos o más personas", más tres tentativas de homicidio.

El TOC21 convocó a nueva audiencia para el viernes, cuando la Fiscalía debería concluir su alegato y pedir las penas no sólo para los ferroviarios sino para los siete policías federales acusados de haber liberado la zona.

Dejá tu comentario