Desde Miami, Mauricio Macri volvió a utilizar la pandemia con fines políticos

Política

El ex presidente Mauricio Macri, que redujo el plan de vacunación de los chicos durante su gestión, ahora cargó contra el Gobierno por no conseguir "suficientes vacunas" contra el coronavirus

El ex presidente Mauricio Macri participó este miércoles de un seminario organizado por el ultraderechista Instituto Interamericano para la Democracia y volvió a apelar al maneja de la pandemia de coronavirus Covid-19 en la Argentina para intentar obtener algo de rédito político.

Rodeado por algunos de los principales referentes de la derecha de la región y de los Estados Unidos, Macri aseguró que "el populismo azota al continente y a mi país" e intentó victimizarse por las numerosas causas en que es investigado por negociados realizados durante su gestión en beneficio de su familia y allegados.

Queda claro que las democracias no mueren por un golpe de Estado" dijo Macri luego de convalidar, mientras era todavía presidente de la Argentina, el golpe de Estado que depuso al gobierno constitucional de Evo Morales en Bolivia.

Y corto de memoria, siguió: "Ya no vemos un hecho abrupto, como los tanques saliendo a la calle, sino dirigentes que ganan una elección y desde a dentro del sistema empiezan a corroerlo, a debilitar el sistema institucional, cercenar la libertad de expresión, atacar la independencia del poder judicial y proclamándose los defensores del pueblo para justificar todo todo tipo de atropellos”.

“Argentina está amenazada por un comportamiento que busca debilitar el Poder Judicial, violando la Constitución y los derechos humanos. Tiene un propósito: generar impunidad sobre funcionarios sobre su gobierno que están siendo investigados por hechos graves de corrupción y algunos que ya han sido condenados. Y todo lo disfrazan bajo la figura del lawfare, que ellos son las víctimas de periodistas, la oposición y jueces que buscan perseguirlos”, apuntó Macri, y agregó que la persecución de parte de la gestión del Frente de Todos “no ha tenido límite” sobre él y su familia.

Y luego intentó capitalizar políticamente el drama de la pandemia. “El populismo conduciendo una crisis sanitaria es una doble combinación, es más peligroso. Esto es grave, porque queda más en evidencia la mentira y la ineptitud”, dijo sin sonrojarse quien durante su gestión eliminó el ministerio de Salud.

Macri, quien también durante su gestión redujo el plan de vacunación obligatorio de los chicos haciendo que volvieran a aparecer enfermedades que ya estaba erradicadas como el sarampión, ahora calificó de “ineptitud absoluta” que el gobierno de Alberto Fernández “no haya conseguido vacunas” suficientes para inmunizar a la población.

No dijo sin embargo que en medio de la pandemia y la guerra global por hacerse de vacunas, con las casi 11 millones de vacunas ya recibidas la Argentina se encuentra entre los primeros 15 países del mundo que más vacunas recibieron en relación a sus poblaciones.

Y volvió a desplegar su ya consabida diatriba anticuarentena al mejor estilo Donald Trump y Jair Bolsonaro. En ese sentido, y en el marco de la segunda ola de contagios que atraviesa la Argentina dijo que se “percibe una intención aún mayor de avanzar sobre aquellos derechos que nos corresponden”.

Dejá tu comentario