Mejoran el sistema de balanzas para controlar al transporte de carga en rutas nacionales

Política

La empresa pública Corredores Viales, que administra 6 mil kilómetros de rutas nacionales y autopistas en 13 provincias argentinas, está ampliando la operatividad de su sistema de control de cargas para cuidar el estado de los caminos y evitar siniestros viales.

Con motivo de supervisar estos trabajos, el presidente de Corredores Viales, Gonzalo Atanasof, visitó este jueves la estación de pesaje de camiones en Colonia Victoria, sobre la Ruta Nacional 12, en Misiones, que recientemente reanudó el control de cargas. Actualmente cuenta con dos balanzas que operan con doble turno y, próximamente, estará controlando las 24 horas el día. Solamente en el mes de mayo transitaron por ese peaje 57.577 vehículos de carga.

La empresa pública está ampliando y modernizando las 18 Puestos de Control de Peso y Dimensiones de camiones que tiene en puntos estratégicos de rutas nacionales que atraviesan 10 provincias. Se trata de Santiago del Estero, Salta, Tucumán, Corrientes, Misiones, Chaco, Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y Mendoza.

“Hoy visitamos Colonia Victoria en Misiones, en donde estamos poniendo en marcha nuevamente junto con la Dirección Nacional de Vialidad una estación de control de cargas de camiones, como parte de una política pública orientada a cuidar nuestros caminos y que trabajamos en conjunto con el sector transportista. Es el Estado el que vuelve a estar presente para controlar y mejorar la seguridad vial en nuestras rutas”, afirmó Gonzalo Atanasof.

https://twitter.com/AtanasofOk/status/1410701773912915977

Posteriormente el presidente de Corredores Viales mantuvo una reunión de trabajo con Mabel Cáceres, intendenta de Santo Pipó, y con el jefe de distrito de la Dirección Nacional de Vialidad, Rodolfo Handrujovicz y con el presidente de Vialidad Provincial, Sebastián Macías, en la que conversaron sobre el proyecto de la rotonda de acceso a ese pueblo, que también busca mejorar la seguridad vial.

Control de cargas

Desde Corredores Viales, explicaron: “Cuando los vehículos pesados circulan dentro de los límites permitidos, el pavimento de concreto asfáltico tiene una vida útil de entre 6 y 7 años que puede extenderse con repavimentación. Si por esos caminos circulan cargas mayores a las permitidas, por ejemplo, en un 20 por ciento, la vida útil se puede reducir a la mitad. Con el hormigón, que dura entre 25 y 30 años, ocurre lo mismo, el sobrepeso frecuente acorta su vida útil. Esto genera dos problemas: una ruta menos segura con ahuellamiento y baches, y mayores erogaciones en obras. De ahí la importancia de tener una política de control de cargas sostenida”.

Además de la de Colonia Victoria, la estación de control de Venado Tuerto en Santa Fé también fue modernizada y comenzó a operar las 24 horas todos los días del año. “Cuando nos hicimos cargo de los distintos tramos de rutas nacionales, que antes administraban empresas privadas, nos encontramos con una red de control de carga que estaba obsoleta en un 80 por ciento. Hoy podemos decir que la estamos mejorando y modernizando. Tenemos una política pública de control de cargas en todas las rutas y la estamos trabajando en conjunto con el sector de cargas”, afirmó Atanasof. Y agregó: “En el caso de la estación de Venado Tuerto, cuando asumimos, funcionaba 2 ó 3 horas por día”.

https://twitter.com/CorredoresAR/status/1410707395509211145

Solamente entre los meses de abril y mayo de este año, en Venado Tuerto se controlaron 7032 camiones y se labraron 99 actas de resarcimiento a los vehículos que superaron los límites de carga permitidos por la ley. Corredores Viales realizó la puesta en valor de esa estación que tiene dos balanzas, una en cada mano de la Ruta Nacional 9. “Equipamos las balanzas e incorporamos personal de seguridad para poder avanzar en la sanción si corresponde, en lugares de alto tránsito de vehículos de gran porte”, aclaró el gerente de Obras de Corredores Viales, Carlos Maknis.

“Además de agregar nuevas, estamos incorporando tecnología, actualizando la homologación de los equipos y capacitando al personal, para prevenir accidentes y cuidar el estado del pavimento”, agregó Maknis.

Los camiones y ómnibus representan el 3,8 por ciento del parque automotor del país, que en 2019 era de 14.301.524 vehículos (según datos de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes). Los vehículos conocidos como de tránsito pesado, tienen límites regulados por el decreto 32/18. Dependiendo del tipo de rodado y la cantidad de ejes, las cargas máximas permitidas van desde las 16, 5 toneladas para los camiones con 1 solo chasis, hasta las 75 toneladas para los bitrenes.

Reunión de Gonzalo Atanasof, presidente de Corredores Viales, con Mábel Cáceres, intendenta de Santo Pipó en Misiones.jpg



Corredores Viales es una empresa estatal, con capital accionario del Ministerio de Obras Públicas y de Vialidad Nacional. Tiene la concesión de 6 mil kilómetros de rutas y autopistas en todo el país y gestiona 18 estaciones de pesaje de carga de camiones con 25 balanzas, en las que se labran actas de resarcimiento cuando se superan los valores máximos. Sólo en el mes de mayo se pesaron más 37.369 camiones entre las 18 estaciones de pesaje y se labraron en total 379 actas de resarcimiento por un monto de 10.828.164 pesos.

Las sanciones son “resarcimientos” por el desgaste del pavimento y varían de acuerdo con el exceso de carga. Son determinadas en Unidades Fijas denominadas UF. Cada una equivale al menor precio de venta al público de un litro de nafta especial del Automóvil Club Argentino Central. Los excesos de carga son transferidos a otros vehículos, o descargados en lugares destinados para eso. En el acta se detalla el plazo de vencimiento del depósito atento a la condición de la mercadería como perecedera o imperecedera.

Puntos estratégicos

Por ejemplo, en Río Tala, al sur de San Pedro, se realizan control de cargas de camiones las 24 horas. En ese lugar se infraccionaron 154 vehículos por sobrecarga, sólo en el mes de mayo y se controlaron 6435 camiones. “En Río Tala, San Pedro, sobre la Ruta 9, se está probando una balanza dinámica con un sistema láser, que nos va a permitir realizar controles más eficaces”, detalló Maknis.

También los controles se realizan en las rutas 34 y 9 en Santiago del Estero (Palo Negro), Tucumán (Molle Yaco) y Salta (Cabeza de Buey); en la ruta 188 en Junín y en Hinojo (Olavarría), provincia de Buenos Aires; en las rutas 12 y 16 en Corrientes, Misiones y Chaco; y en las rutas 8 y 9 en Santa Fé y Córdoba (Sampacho).

Infografía_Balanzas de Corredores Viales.jpg



“Hasta fines de 2019 los controles eran realizados en forma residual por gran parte de las concesionarias viales privadas e incluso en varias Estaciones de Control no se realizaban por falta de mantenimiento, personal idóneo, seguridad, homologaciones y una gestión deficiente”, afirmó Gonzalo Atanasof.

Ante la urgencia de realizar controles eficientes, desde el Ministerio de Obras Públicas se pusieron en funcionamiento las estaciones y se están incorporando balanzas dinámicas, que sirven para alertar al personal sobre el tránsito pesado que supera los límites, para luego sí ser detenido y controlado en la estación fija.

Temas

Dejá tu comentario