Analizan en Santa Fe nuevas restricciones para la semana que viene

Política

El gobernador de la provincia, Omar Perotti, reconoció que está complicada la cuestión sanitaria por la ocupación de camas.

La provincia de Santa Fe tiene su sistema sanitario colapsado en muchas ciudades, con una alta ocupación -total en muchos hospitales- de camas de terapia intensiva, situación que llevó a las autoridades a repensar cómo seguir a partir del 7 de junio.

“La provincia no está bien. El número de contagios no es bajo y seguimos con una fuerte tensión en la ocupación de camas críticas”, reconoció este miércoles el gobernador Perotti.

En los últimos días Perotti y otros funcionarios dejaron claro que para poder flexibilizar actividades tendrían que producirse menos contagios y bajar la cantidad de ocupación de las camas de terapia intensiva.

“Tenemos que tener claro el cuadro sanitario que nos llevó a tomar restricciones desde que se inició la pandemia. Seguir el número de casos y el porcentaje de ocupación de camas. Ese es el tema central. La provincia no está bien. El índice de contagios no es bajo y tenemos una fuerte tensión en la ocupación de camas y con un esfuerzo enorme en la ampliación del número de camas críticas en la provincia, particularmente en Rosario”, puntualizó el gobernador.

Santa Fe ya anunció que adherirá al DNU presidencial, por lo cual, este sábado 5 de junio y el domingo 6, retomará el confinamiento estricto. La cuestión es que hará la provincia a partir del lunes siete de junio, pese a que el DNU del Poder Ejecutivo Nacional vence el viernes 11 de este mes.

"Ya no es una cuestión de si tenemos o no respiradores. La cuestión es si tenemos la capacidad para operarlas. Esto es lo que se analiza actualmente", explicó Perotti en LT8

“¿Qué nos gustaría? Volver a tener la mayor actividad posible. Tratamos de resguardar la producción y el trabajo y que cada uno de los sectores colabore para ir disminuyendo la velocidad con que la curva de contagios se fue empinando. Se ha atenuado un poco, pero sigue muy alta. Ese tema es central”, agregó el gobernador.

Santa Fe mantuvo las clases presenciales pese a que la situación epidemiológica marcaba que debían ser virtuales y esta semana Perotti aceptó que no haya presencialidad.

“Nos preparamos como ninguna provincia para abrir las escuelas. No sólo hicimos inversiones en las escuelas, también en la vacunación a los docentes. Estamos aplicando segundas dosis para brindar protección a todos los maestros. Esa es nuestra voluntad central", indicó.

Y añadió: "Ni bien podamos tener un respiro en los lugares donde hay alarma epidemiológica, vamos a comenzar con la presencialidad, fundamentalmente con los niños y niñas de los niveles inicial y primario que es donde la necesidad es muy clara. La lógica indica eso, arrancar con los más chicos. En los lugares donde no había alarma epidemiológica se mantuvo la presencialidad”.

“El año pasado fue muy malo. La enseñanza en la virtualidad no iguala la calidad que se tiene con la presencialidad. Nuestro objetivo es volver a las clases teniendo en cuenta todos los recaudos y ver dónde estamos parados”, completó.

Temas

Dejá tu comentario