Con Julio Cobos a la cabeza, los radicales también presentaron un proyecto para prorrogar el Fondo de Incentivo Docente

Política

En sintonía con los presentados por otros bloques, el proyecto advierte que “no se han transferido” a las provincias los fondos para garantizar el inicio de clase “ni se ha dictado la decisión administrativa modificando las partidas".

Diputados nacionales de la UCR encabezados por Julio Cobos, presentaron un proyecto de ley por el cual propone una prórroga por cinco años en la aplicación del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) sobre el aporte nacional al salario de los maestros provinciales.

"El Fonid es indispensable en este contexto de emergencia económica que el propio Ejecutivo Nacional declaró como fundamento de decretos", afirmó el exvicepresidente en los fundamentos de la iniciativa.

El mendocino puso de relieve que "el presupuesto 2023 prorrogado para este año por decreto del Ejecutivo Nacional contiene las partidas necesarias para el FONID", señalando que "sin embargo, a la fecha no se han transferido las mismas a las provincias, ni se ha dictado la decisión administrativa modificando las partidas".

"La eliminación sin previo aviso genera un importante desfinanciamiento de las arcas provinciales, más aún en este contexto grave que vivimos", cerró.

En ese marco y ante la intempestiva decisión del Ejecutivo Nacional de no girar esos fondos, provincias y gremios docentes ya prevén el no inicio del ciclo lectivo en numerosas jurisdicciones, cuyos gobiernos se ven imposibilitados de hacer frente a las erogaciones salariales correspondientes al FONID.

Más proyectos para reactivar el FONID

El proyecto de los diputados radicales está en sintonía con iniciativas similares presentadas por la izquierda y el peronismo, como consecuencia de la decisión de Javier Milei de no extender el Fondo de Incentivo Docente, creado en 1999 en el marco del reclamo docente que incluyó la instalación de la 'Carpa Blanca' frente al Congreso.

Las leyes que lo contemplan: la 25.053 de 1999 y la 26.075 de Financiamiento Educativo de 2006, se encuentran vigentes, pero el plazo de aplicación de dicho Fondo está vencido desde el pasado 1 de enero.

Como se sabe, con el argumento de que “no hay plata” y como “venganza” por la oposición de algunos gobernadores a ciertos tramos de la Ley Ómnibus, la gestión libertaria decidió desfinanciar a las provincias para generar un conflicto que tendrá como rehenes a los estudiantes y sus familias.

Embed

Dejá tu comentario