Trucos para no pasar frío al salir de la ducha

Sociedad

Salir de la ducha y pasar frío es una de las sensaciones más incómodas del invierno. En esta nota te revelamos algunos tips para no volver a sufrir ese momento.

Pasar frío al salir de la ducha es una de las cosas más incómodas y feas del invierno. Si bien la ducha caliente puede traer mucho placer en los momentos de bajas temperaturas, esta tiene una parte negativa cuando salimos ya que el baño no suele estar acondicionado. Esto hace que nos tengamos que secar y vestir lo más rápido posible para no pasar frío. Te dejamos algunos trucos para evitarlo.

No te duches con el agua muy caliente

Cuando hace mucho frío resulta casi irresistible que nos tomemos una ducha con el agua muy caliente. Sin embargo, pese a tener un efecto positivo en primera instancia, después resultare todo lo contrario. Y es que el agua muy caliente no solo daña la piel y el pelo, también hace que al salir notemos aún más el cambio de temperatura.

Otra opción sería que cuando estemos terminando vayamos poco a poco poniendo el agua más fría para que el cuerpo no sienta el cambio rotundo de temperatura.

Cerrá la puerta del baño

Cerrá la puerta del baño antes de entrar a la ducha así lográs aislar la habitación y reducir la sensación de frío. Por evidente que parezca mucha gente lo olvida.

Si tienes ventanas en el baño podés aislas con silicona los bordes de las mismas, haciendo que el calor no salga de la habitación.

Dejá la toalla a mano

A la hora de ducharnos la toalla juega un papel clave. Te recomendamos que la tengas lo más cerca posible de la salida de la ducha, para así tomarla rápidamente.

Si tenés el pelo muy largo, lo mejor es que uses una para este y otra para el cuerpo.

Calefactores para el baño

Existen sistemas de calefacción para calentar nuestro baño o elementos del mismo y escapar así de la sensación de frío.

La mejor opción es instalar un pequeño calefactor que caliente la habitación antes de entrar. Te recomendamos encenderlo entre 30 y 20 minutos antes de entrar y a una potencia moderada.

Otra alternativa es la de los toalleros eléctricos, que calientan la toalla. Estos hacen que la toalla nos de calor y se reduzca esa incómoda sensación de frío.

Embed

Dejá tu comentario