Un periodista, a juicio por amenazar a una reina de belleza

Sociedad

Alina Akselrad recibió en 2019 varios llamados anónimos de parte de Ignacio Tomás Morero, que le dijo cosas como "esa carita te la voy a quemar con ácido".

La justicia de Córdoba resolvió esta semana que Ignacio Tomás Morero, el periodista de Jesús María que en 2019 amenazó a la reina de belleza Alina Akselrad, vaya a juicio por las amenazas proferidas por teléfono a la modelo y su familia desde el anonimato.

"Te vamos a quemar la carita con ácido. Pensá si vas a seguir en el reinado, porque no sé cuánto tiempo más vas a seguir con esa carita", le dijo una voz masculina a Alina en un llamado anónimo que recibió una madrugada de marzo de 2019, según el sitio La Voz del Interior.

Luego se supo que esa voz le pertenecía a Morero, de 28 años, que trabajaba en una radio de Jesús María de la que luego se desvinculó. En la causa que tramita la justicia de Córdoba consta su confesión de que participó de esos llamados e incluso los realizó desde la emisora.

En su defensa el periodista afirmó que los llamados fueron una "joda zonza" pero había poco de lúdico en sus palabras, tal como quedó asentado en el pen drive con las llamadas grabadas que presentó como prueba Fernando Moyano, el abogado de la modelo.

Alina, de 22 años, mantiene el título de Miss Universo Argentina 2020 tras haber quedado entre las 21 finalistas del certamen Miss Universo realizado en Miami en mayo de 2021.

Pero el título anterior de la joven era Reina de la Frutihorticultura de Colonia Caroya, y durante ese reinado se encontraba cuando recibió las amenazas de Morera, tanto por teléfono como por Facebook o Whatsapp.

De hecho, todo indicaría que los llamados de Morera fueron realizados desde esa localidad de Córdoba, y en la causa también consta la relación del periodista con personas que participaron del certamen de la Reina de la Florihorticultura.

El conflicto habría empezado por los comentarios que Alina y su madre, Silvia Toraño, hicieron durante su programa de radio "Mundo de reinas" sobre las poses de modelaje poco agraciadas de algunas competidoras.

El primer llamado fue a las 2 de la madrugada del 10 de marzo de 2019, cuando Morera y sus amigas del certamen estaban reunidos. A Alina le sonó el teléfono estando en Nueva Córdoba.

Las amenazas se volvieron cada vez más graves cuando Morera llamó a la madre de Alina y le espetó "gorda de mier..., esta noche te vas a bañar con agua fría porque te corté el gas", y efectivamente vació la garrafa de la casa donde vivían.

Toraño se ocupó de grabar las amenazas cuando empezaron a repetirse e hizo que oyentes del programa de Morera reconocieran su voz para poder llevarlo a la justicia.

El fiscal de Jesús María, Guillermo Monti, investiga a Morera por "amenazas calificadas por el anonimato" y reunió suficientes pruebas para llevarlo a juicio, cosa que pidió en abril de este año.

Sin embargo, como el abogado de Morera apeló la decisión del fiscal tuvo que ser el juez de Control de Jesús María Marcelino Antonio Morales quien le diera la razón al fiscal Monti y elevara la causa a juicio.

Dejá tu comentario