Vecinos de Caballito pidieron la restitución de la energía: "Esto es un infierno"

Sociedad

Hace días que se encuentran sin luz en un barrio con edificios habitados por ancianos y electrodependientes. “Es terrible lo que estamos pasando y no tenemos respuesta” de Edesur ni de la Ciudad, afirmó un vecino.

De acuerdo al último parte brindado por Edesur, 16.783 usuarios de esa empresa se encuentran sin servicio de energía eléctrica. Y a dos días del incendio en la Subestación Caballito, varios miles son de ese barrio porteño, que también carecen de un servicio básico como el agua.

Por esa razón, numerosos vecinos cortaban este lunes el tránsito en la intersección de Av. Directorio y la calle Viel, donde protestaban con cánticos y golpes de cacerola por la desatención en la que se encuentran.

“Hace 48 horas que estamos sin luz ni agua. En diez días tuvimos una inundación, acá a cinco cuadras hubo un derrumbe con dos personas que fallecieron, a dos cuadras explotó la subestación de Edesur”, enumeró una persona la serie de hechos graves que atraviesa el barrio.

Por la señal C5N, explicó se aportó un generador, pero “como no tienen los planos está funcionando al 7%. Hay una persona esperando hace más de una hora que venga alguien de Edesur con los planos. Tenemos recursos desperdiciados", subrayó.

Edesur no se hace presente y del Gobierno de la Ciudad solo vinieron para que desalojemos la calle. Estamos solos”, denunció una vecina, para quien las empresas distribuidoras de energía “tienen ganancias” pero “no hay mantenimiento y la Ciudad no está planificada para que todos estos edificios sean eléctricos”.

Otro vecino aseguró que la situación es “gravísima” porque “hay personas electrodependientes, hay ancianos atrapados en el octavo, séptimo y sexto piso. Los que estamos mejor les subimos baldes con agua. Estamos pidiendo por favor que nos envíen un grupo electrógeno”, reclamó.

"Yo tengo un hijo discapacitado y lo tuve que mandar con la abuela. Es terrible lo que estamos pasando y no tenemos respuesta. Edesur no te contesta, te atiende una máquina. Es un infierno y necesitamos que nos den una solución", concluyó.

Embed

Dejá tu comentario