Qué revelan las autopsias a los andinistas muertos en el Cerro Marmolejo

Sociedad

Mientras comienza el proceso de repatriación de los cuerpos de Raúl Espir, Sergio Berardo e Ignacio Lucero, el Servicio Médico Legal de Chile dio a conocer la causa de muerte de los tres hombres.

El Servicio Médico Legal de Chile dio a conocer los resultados de la autopsia de los tres andinistas argentinos que fueron encontrados sin vida en el Cerro Marmolejo y reveló que murieron por una hipotermia accidental. El informe detalla que Raúl Espir, Sergio Berardo e Ignacio Lucero quedaron congelados en 11 minutos debido a las bajas temperaturas del lugar.

Los tres andinistas habían desaparecido el 29 de noviembre en el Cerro Marmolejo, ubicado en el lado chileno de la cordillera de los Andes. Luego de una intensa búsqueda, el 4 de diciembre se confirmó que se habían encontrado los tres cuerpos sin vida.

El miércoles pasado, un equipo del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de Carabineros de Chile, en coordinación con el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred), lograron rescatar los tres cuerpos para realizarles su correspondiente autopsia. Sin embargo, el proceso de demoró debido al estado de congelación que presentaban.

Las malas condiciones climáticas de la zona, con temperaturas cercanas a los -15°C, fueron determinantes en la muerte de los tres andinistas.

Qué es la hipotermia accidental

cerro marmolejo

La hipotermia accidental es una pérdida involuntaria de la temperatura corporal por debajo de los 35°C, dos grados menos de la considerada normal. Hay cinco grados de esta condición, siendo el quinto el de la muerte irreversible.

La diferencia entre hipotermia accidental y el congelamiento es que este se debe a una acción local del frío, mientras que la primera es producto de una acción generalizada del frío sobre el organismo.

Frente a una temperatura corporal inferior a 30°C o 32ºC, la actividad enzimática se ralentiza, se reduce la capacidad para generar calor, las funciones orgánicas disminuyen progresivamente y se produce un fallo cardiorrespiratorio.

Cuando la temperatura baja, la persona comienza a perder capacidad cerebral y vascular. Así, se ve impedido de mover sus extremidades, hablar o recordar. Luego, su piel toma un color azul y los procesos metabólicos celulares se detienen.

Embed

Temas

Dejá tu comentario