Los motivos por los que el Gobierno suspendió las clases presenciales en el AMBA

Sociedad

En sus considerandos, el DNU detalla las razones de la medida dispuesta para mitigar los efectos de la segunda ola.

La "gravedad de la situación epidemiológica" en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) por el "crecimiento exponencial" de casos de coronavirus, y la necesidad de adoptar medidas para disminuir la circulación y el uso del transporte público son algunos de los argumentos señalados en el decreto de necesidad y urgencia (DNU) dictado por el Gobierno nacional para explicar la decisión de suspender por 15 días las clases presenciales en ese territorio.

La medida implica la suspensión, a partir del próximo lunes 19 y hasta el viernes 30 de abril, de las clases presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades así como las actividades educativas no escolares presenciales.

Así queda establecido en los considerandos del DNU 241/2021 publicado hoy en el Boletín Oficial con la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el resto de los ministros.

¿Por qué se suspendieron las clases presenciales en el AMBA?

Coronavirus - Clases Presenciales (2).jpg
Clases presenciales en el AMBA

Clases presenciales en el AMBA

"Se reconoce sin dudas la importancia de la presencialidad en la actividad escolar, pero la situación epidemiológica en el AMBA demuestra una gravedad que exige la adopción de medidas inmediatas para disminuir la circulación de las personas, con el fin de disminuir, también, la velocidad en el crecimiento de los contagios", dice el DNU en sus considerandos.

El texto indica que, desde la vuelta de las clases presenciales, se incrementó en un 25% el uso de transporte público de pasajeros y pasajeras en el AMBA - según datos aportados por el Ministerio de Transporte -, al igual que hubo un aumento de casos de coronavirus entre niños y adolescentes.

Se indica en ese sentido que los chicos de 6 a 17 años, entre las semanas 1 a 4 del año representaba el 5,3 por ciento del total de casos confirmados, y entre las semanas 12 a 14 representó el 7,3 % del total de casos de coronavirus.

En tanto, se señala que, al evaluar la proporción de casos que representa cada grupo de edad sobre el total notificado, los grupos de edad de 13 a 18 años y de 20 a 29 años son los que "mayor aumento relativo presentaron en las últimas semanas".

"El crecimiento exponencial de contagios que se ha observado en los últimos días, proyectado hacia las próximas semanas, evidencia un panorama inquietante con riesgo de saturación del sistema de salud y de aumento de la mortalidad, lo que amerita el establecimiento de medidas urgentes destinadas a evitar estas gravosas consecuencias", argumenta el DNU 241/2021, publicado hoy en el Boletín Oficial.

"En momentos de alta circulación del virus, la reducción transitoria de la circulación de personas en el AMBA, relacionadas con las actividades de educación presencial, coadyuva a ralentizar la velocidad de transmisión del virus en un momento de crecimiento exponencial de casos en la región y ante la necesidad de prevenir la saturación del sistema de salud", según se remarca.

Además, en la norma se señala que el Gobierno nacional "comparte el criterio" de que la suspensión de la presencialidad en las aulas debe llevarse adelante "por el menor tiempo posible, tal como han indicado prestigiosos organismos vinculados a los derechos de niños, niñas y adolescentes, como Unicef y la Sociedad Argentina de Pediatría".

Por ese motivo, dice el decreto, "deberán realizarse los mayores esfuerzos, durante las dos semanas de suspensión de clases presenciales para garantizar el derecho a estudiar con la modalidad virtual, hasta el reinicio posterior luego de transcurrido ese plazo".

La suspensión de clases presenciales durante dos semanas fue rechazada ayer por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien adelantó que la Ciudad presentará un amparo ante la Corte Suprema contra esa medida.

El tema será abordado en una reunión que mantendrán esta mañana el presidente Fernández con Rodríguez Larreta, en la residencia presidencial de Olivos.

Dejá tu comentario