Clima en Buenos Aires: pronóstico del tiempo para hoy domingo 28 de enero

Sociedad

Arranca un domingo con temperaturas agradables en la región más poblada del país. Pero, al parecer, estas buenas condiciones no durarán demasiado…

Mientras varias provincias continúan bajo alertas roja y naranja por temperaturas extremas, como Mendoza, San Luis, La Pampa, Neuquén, Río Negro y Chubut, con máximas cercanas a los 40°, para la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano se pronostica un domingo cálido pero bastante agradable.

Sin embargo, también se espera que la ola de calor que azota a buena parte del país comience a castigar a porteños y bonaerenses con el transcurrir de la próxima semana, cuando se registrarán máximas de hasta 38° o algo más.

En concreto, para la jornada que comienza se prevé el ingreso de una brisa cálida ingresando a la región más poblada del país desde el Noreste rotando desde el Este, cielo algo a parcialmente nublado y registros térmicos típicamente estivales, que se mantendrán entre 22° y los 30°.

Pronóstico extendido para el AMBA

El viento desde el Norte luego rotando desde el Este hará que las temperaturas comiencen a ascender desde el lunes, cuando alcanzarán los 33°, mientras que el cielo continuará algo a parcialmente nublado.

Para el martes de espera que continúe la tendencia ascendente de los registros térmicos, acentuándose la ola de calor que también seguirá prevaleciendo en buena parte del territorio nacional. La máxima se prevé en 34°.

Miércoles, jueves y viernes de la semana próxima serán jornadas con características meteorológicas similares: cielo algo a parcialmente nublado, con paulatino aumento de la nubosidad, y altas temperaturas, que se ubicarán entre los 25° de mínima y los 36° de máxima.

De acuerdo al pronóstico extendido, durante los primeros días de febrero no se prevén demasiados cambios: se acentuará la tendencia a la suba de los registros térmicos, con máximas que podrían llegar a 38° y sensación térmica aún por encima.

De precipitaciones, ni hablar. De alivio a la canícula, menos.

Embed

Dejá tu comentario