Tiene 113 años, logró superar el coronavirus y ahora pudo vacunarse

Sociedad

En diciembre pasado transitó la enfermedad sin síntomas. Es la mujer más longeva de la Argentina en superar el coronavirus y la segunda en el mundo.

Casilda Benegas tiene 113 años y es la persona más longeva de la Argentina y la segunda en todo el mundo en poder superar el coronavirus Covid-19. Ahora, esta mujer nacida el 8 de abril de 1907 en Paraguay y ahora residente de Mar del Plata pudo vacunarse contra la enfermedad.

En el marco del operativo de vacunación contra el Covid-19 que lleva a adelante PAMI, Casilda pudo vacunarse ayer en el hogar de ancianos en el que vive y donde se contagió en diciembre pasado.

Casilda transitó la enfermedad sin síntomas y no requirió internación.

Al momento de contar el proceso de la enfermedad, Mayra, bisnieta de Casilda, le dijo a Ahora Mar del Plata que "una de las mujeres que vivía en el hogar falleció de cáncer y cuando la hisoparon dio positivo de Covid-19. Entonces hisoparon a todos y a todas en el hogar y dieron positivo todos los abuelos y las tres empleadas".

Coronavirus Mar del Plata 1.jpg

“Lo vivimos con mucha alegría, son jornadas intensas y muy emocionantes. Lo vivimos con mucha responsabilidad, es algo muy importante para nosotros y para quienes reciben la dosis. Los residentes nos esperan muy contentos y las autoridades también”, expresó el coordinador general del PAMI, Sebastián Falacara.

Según el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud Casilda es una de los cerca de 500 infectados de más de 100 años en recuperarse. Además, es la segunda persona más longeva en recuperarse de la enfermedad en todo el mundo, detrás de la estadounidense-española María Branyas, nacida el 4 de marzo de 1907.

Casilda nació en el departamento de Itapúa, Paraguay. En 1945 abandonó su tierra natal, se casó con un español y se fueron a vivir a el norte argentino, primero en Jujuy, luego en Corrientes y por último en Chaco, hasta que finalmente se trasladaron de manera definitiva a Mar del Plata. En 2000 se fue vivir a España junto a su familia, pero en 2013 retornó. Casilda fue ama de casa, se dedicó a cuidar a sus dos hijos y a sus nietos.