"Abi pegó acá": cuando Lucio aprendió a hablar contaba cómo lo atacaba la novia de su madre

Sociedad

El nene asesinado en La Pampa le contó a su abuela los maltratos que recibía y desató una fuerte interna familiar.

Silvia Gómez, la abuela de Lucio Dupuy, el nene de 5 años asesinado a golpes por su mamá y la pareja de esta en La Pampa, recordó lo que sufrieron como familia en los últimos años y las palabras de su nieto que describián el maltrato que recibía.

Estuvimos al antojo de la madre. Y ahora lo mataron”, dijo la mujer para resumir lo que pasó. A su lado está su marido, Ramón “Teto” Dupuy, el abuelo de Lucio, quien ya no tiene fuerzas para hablar con los medios.

La mujer, madre de tres hijos, tiene ocho nietos: siete nenas y Lucio, el único varón. “Ellas eran las princesas y él, el príncipe”, contó.

Para sintetizar lo que vivieron, recordó los primeros años de la relación entre Christian y Magdalena "Magui" Espósito Valenti, ahora detenida por el crimen y acusada del homicidio de su hijo. “Empezaron a andar de novios. Él encontró trabajo en el zoológico de Luján. Y ella se fue para allá. Dejó de estudiar”, afirmó Gómez en diálogo con Clarín.

A pesar de los consejos de la familia, ella quedó embarazada. Lucio nació el 5 de julio de 2016. Durante un año y medio vivieron en Luján. Pero a principios de 2018, "Magui" se marchó.

Le dijo que no era feliz. Y volvió a Pico. Nosotros sabíamos que tenía una pareja, con esta mujer (Abigail Páez). Pero a nosotros no nos importó. Queríamos que Magui estuviera bien”, dijo la abuela de Lucio.

Inicialmente el pequeño estuvo con sus abuelos paternos. La madre -ya instalada en Santa Rosa y con su nueva pareja, Abigail - lo visitaba esporádicamente. Pero Silvia recuerda una situación a partir de la cual dice que su ex nuera la "enterró en vida”.

"Una vez fuimos al hospital. Y Lucio decía que 'Abi pegó acá y acá'. Se señalaba la mano y la cola. Le dije a ella (a Magui) que 'le dijera a Abigail que no le pusiera la mano encima a mi nieto'. Se lo dije bien, tranqui. Nos hizo la cruz”.

Ese año, 2018, "Magui" dejaba al nene con su tío Maximiliano Dupuy -quien tiene una distribuidora- y siempre la pedían que se asentara. “Un día lo llamó, el 27 de noviembre de 2018 y le dijo: 'Vos lo querés a Lucio. Vení a buscarlo. Hoy'. Y salieron con su esposa, Leticia, hacia Santa Rosa”.

Gómez y su hijo, Maximiliano, recordaron bien la fecha. “Ese día fueron a una comisaría en Santa Rosa y le firmó una autorización a mi otro hijo para tener el nene”, detalló.

“Durante un año y medio no lo vio”, señaló la mujer. Maximiliano agrega: “No lo vio ni en el cumpleaños. Y en las fiestas de 2019 dijo que iba a venir. Pero tres días antes dijo que no podía”.

Fue en abril de 2020 cuando "Magui" Espósito volvió por su hijo, que estaba con su tío. Desde agosto de 2019 tenían una tutela.

Una vez que comenzó la pandemia, la mujer pidió obtener la tenencia. En agosto de 2020 lo consiguió. Desde esa fecha, la familia Dupuy denunció que la madre les impedía ver al nene: tuvieron unos diez encuentros y videollamadas desde esa fecha.

La última vez que la madre llevó a Lucio a Pico fue para el mes de octubre. Aunque puso como condición que no lo viera su papá, Christian, sino que sólo estuviera con los abuelos.

“Primero cuando estaba con el tío, no dejaba que lo viera su padre y que no se quedara a dormir con nosotros. Después, cuando empezamos a verlo con un régimen de visitas, no dejaba que lo vieran los tíos. No quería ver una foto con ellos en las redes sociales”, indicó Silvia.

Y agrega: “Cuando Christian fue a verlo con su nueva pareja (Lucila Gómez), Magui le dijo que no quería que fuera. Puso esa condición para que lo pudiera ver”.

“Pero todo el sistema, Niñez, la Policía y las abogadas siempre nos decían: 'es la madre'. Nadie revisaba lo que pasaba”, se lamenta la mujer.

Christian despidió a su hijo en una conmovedora carta en Facebook. "Perdóname hijo, no llegué a tiempo. Ay hijito, cómo me duele el alma. Mi rusito, mi gringo, te amo tanto, ya no puedo seguir más, mi vida, dónde encuentro las fuerzas que me mandás, hijo. Te amo. Perdóname por no poder hacer nada", escribió.

Mientras, Gómez aclara que nunca cuestionaron la elección sexual de "Magui", después de su separación. “Jamás se nos ocurrió decirle nada. No tenemos problemas. El tema era que fuera feliz y que el nene estuviera bien”, destaca.

Silvia no oculta que les preocupó el trato de Abigail Páez con Lucio. “Ponía muchas veces, en las redes, que no quería verlo. Y además tenía odio por el padre y por la familia. Odio. Lo volcó contra el nene”, dijo con lágrimas la mujer.

Ahora lo mataron. Pedimos justicia. Que ellas tengan una condena. Pero también apuntamos al sistema, a todos los que fallaron”, concluyó.

Dejá tu comentario