Nuevo testimonio incriminador contra Fabián Gianola

Sociedad

Romina Seferian, quien en 2019 denunció por acoso a Ricardo Darín, reveló que vivió momentos desagradables con Fabián Gianola.

Hace una semana, se conoció que Fabián Gianola fue procesado tras la denuncia por abuso sexual simple de la locutora Viviana Aguirre. Además, la Justicia dictaminó un embargo por 800 mil pesos.

Y ahora, se sumó un nuevo testimonio contra el actor. Romina Seferian, quien en 2019 denunció por acoso a Ricardo Darín, contó que también vivió incómodos momentos con Fabián Gianola.

La modelo contó que conoció a Gianola en 2018 en los pasillos de Crónica. "Me invitó al teatro cuando me vio en los pasillos de Crónica. Él estaba haciendo un programa creo ahí a la noche y yo había ido a lo de Chiche Gelblung, qué siempre me invita al programa y después a lo de Diego Moranzoni, qué también me invitaba a Peatonal Tv. Y ahí nos cruzamos varias veces. Desde ahí nos empezamos a seguir en las redes y después me enviaba audio de WhatsApp muy fuerte, no le importaba nada. No tiene respeto por la mujer ese hombre", declaró a Primicias Ya.

Luego agregó: "Él siempre me invitaba a salir y me decía cosas feas. Me contaba cosas de otras chicas que hoy en día son famosas. Cosas delicadas, para tratar de convencerme para qué esté con él. Un amigo de Argentina siempre escuchaba los audios y no podíamos creer lo degenerado que era conmigo".

"Una vez me citó en una cervecería en Palermo y ni tomó la cerveza. Lo único que quería desde que me conoció era estar conmigo. Hasta me hablaba de sexo y fomentaba a no cuidarse. Me acuerdo que le conté a mi mamá, qué todos la conocen, porque ella siempre me acompaña a la televisión cuando voy y me dijo 'Ojo con ese hombre'", remarcó, y compartió algunos chats que mantuvo con él.

Por último, Romina dijo que recién se anima a contar lo sucedido ya que la Justicia falló contra Fabián Gianola: "Mi abogado de Argentina estaba con el caso de una de las víctimas ya me llamó para hablar en agosto. Yo no quise en ese momento. Pero ahora que vi que se hizo justicia y lo procesaron, me animo. No voy a iniciar nada judicial ya que ahora vivo en Punta del Este y gracias a Dios desde acá estoy viendo que la Justicia Divina le llega a cada persona y con eso me quedo tranquila. Creo que todos deberían animarse a hablar, así construimos un mundo mejor y estás cosas no siguen pasando".

Embed

Embed

Dejá tu comentario