Todavía quedan 12 internados por el incendio trágico de Recoleta

Sociedad

Al menos 12 personas permanecían este viernes internadas en diferentes centros de salud por el incendio trágico de Recoleta.

El padre de la familia que vivía en el departamento que se incendió en Recoleta, donde murieron cinco de sus integrantes, seguía internado este viernes en estado reservado en un sanatorio de San Martín, mientras que otras 11 personas permanecen asistidas en hospitales públicos y centros privados, informó el Ministerio de Salud porteño.

Isaac Jabbaz, de 55 años, fue trasladado este jueves al Sanatorio Anchorena de San Martín, luego de haber ingresado a la sala de terapia intensiva del Hospital Rivadavia con quemaduras en el rostro y afecciones en su sistema respiratorio, por lo que fue intubado con respiración mecánica.

El incendio se registró este jueves a las 5.50 en su vivienda del séptimo piso del edificio de Ecuador 1.062, debido a un problema con la batería de un monopatín eléctrico, y como consecuencia de la tragedia fallecieron su esposa y cuatro de sus hijos.

Cuatro internados en el Hospital Gutiérrez

En el Hospital Gutiérrez, en tanto, quedan cuatro pacientes internados por intoxicación con monóxido de carbono: dos adolescente de 13 y 14 años, una chica de 14 años, y un joven de 22 años, todos están estables.

En tanto, las dos personas que habían sido trasladadas al Hospital Elizalde, un adulto de 35 años, y un menor de 7 años, con tratamiento de oxigenoterapia por intoxicación de monóxido de carbono, ya fueron derivados al sistema privado de salud.

De los ingresados en el Hospital Fernández, seis personas fueron dadas de alta, una embarazada de 37 años fue derivada al sistema privado en condiciones estables, y solamente queda internada una mujer de 24 años que llegó con diagnóstico de intoxicación de monóxido de carbono.

De las dos personas que ingresaron al Hospital Durand, una mujer de 73 años que llegó por inhalación de humo, recibió el alta, y un hombre con un cuadro de intoxicación por monóxido de carbono, fue derivado al sistema privado de salud.

Finalmente, de los pacientes derivados al Hospital Ramos Mejía, seis ya recibieron el alta, mientras que otros dos fueron derivados, en buen estado general, al sistema privado de salud, por lo que ya no quedan internados en este hospital a causa del incendio.

Embed

Dejá tu comentario