Por qué se suspendió la reconstrucción del crimen de Lucas González

Sociedad

La diligencia ordenada por el fiscal Gómez Barbella había comenzado a media mañana de este miércoles en el lugar del hecho.

La reconstrucción del crimen de Lucas González durante un ataque a balazos cometido por policías de la Ciudad contra él y sus amigos en el barrio porteño de Barracas se suspendió esta mañana, a pocos minutos de comenzar, a raíz de un planteo de la defensa de los tres efectivos acusados de homicidio, que fue aceptado por el juez de la causa, Martín del Viso.

El abogado de las familias de las víctimas, Gregorio Dalbón, explicó que la defensa pidió que la diligencia no se lleve adelante si no están presentes los tres efectivos a quienes se les imputa el asesinato de Lucas, tal como dispuso el fiscal del caso.

"El fiscal no quiso que estuvieran lo chicos para no revictimizarlos. El abogado (de los tres policías acusados del crimen) ya lo sabía. Lo sabía todo el mundo. En vez de hacer un planteo hace dos días, lo hicieron en el momento que se estaba haciendo la reconstrucción”, explicó el letrado, quien le advirtió al juez que si la reconstrucción no se realiza entre el lunes o el martes, pedirá su juicio político.

dalbon suspension reconstruccion

De la reconstrucción habían sido convocados a participar también los tres amigos de Lucas, jugadores de Barracas Central como él, que viajaban con el joven y fueron baleados, y personal policial investigado por supuesto encubrimiento. Se esperaba, también, que estuvieran presentes los padres de los cuatro adolescentes y otros testigos del crimen.

El comienzo del procedimiento estaba previsto a las 9.30 en el mismo lugar de Barracas en el que una brigada de civil integrada por policías de la Ciudad mató a Lucas de un disparo en la cabeza el 17 de noviembre, luego de perseguir e interceptar el auto en el que el joven viajaba junto con tres compañeros de club.

De acuerdo con la investigación, el crimen sucedió el 17 de noviembre cerca de las 9.30, cuando Lucas y sus tres amigos, todos de 17 años, salieron del entrenamiento del club Barracas Central a bordo de un Volkswagen Suran azul. Luego de que se detuvieron para comprar en un kiosco, los siguió una brigada de civil que viajaba en un Nissan Tiida. Los tres integrantes de la Brigada de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad bajaron y, sin identificarse, los abordaron con armas.

Los adolescentes, al creer que iban a ser asaltados, aceleraron para huir pero los policías Juan José Nieva, Fabián Andrés López y Gabriel Alejandro Issasi les dispararon.

Lucas recibió un tiro en la cabeza. Murió poco después en el hospital El Cruce, de Florencio Varela, mientras que sus amigos fueron detenidos durante un día.

Nieva, López e Issasi fueron detenidos por homicidio agravado tres días después del crimen. Recién entre el sábado y ayer quedaron arrestados seis policías acusados de encubrimiento y de plantar una réplica de arma en el auto de los adolescentes, para hacerlos pasar como sospechosos y justificar la persecución y el ataque policial.

Embed

Dejá tu comentario