Envenenaron a siete perros en un barrio de Neuquén

Sociedad

Sólo uno de los animales sobrevivió. Los vecinos creen que se trató de una maniobra de delincuentes, que quisieron eliminarlos para poder robar el las casas.

Vecinos del barrio Villa Farrel de la ciudad de Neuquén denunciaron esta semana que sus perros fueron envenenados con estricnina escondida en chorizos. Al menos seis animales murieron, y ahora la población sospecha que el ataque puede haber sido para liberar la zona y poder robar las casas.

El único sobreviviente del ataque con estricnina fue Marley, un Golden Retriever de nueve años a quien su dueña, Florencia, llevó con toda rapidez a la veterinaria después de que una vecina lo encontrara "duro y temblando, tirado en la calle", informó el sitio La Mañana de Neuquén.

"El veterinario nos dijo que había ingerido estricnina, que le provoca la contracción de todos los músculos. Actúa muy rápido y no te das cuenta porque lo paraliza y no se ve ningún síntoma: no vomitan, no ladran. Llegó a la veterinaria en estado crítico", relató Florencia al sitio neuquino.

"Atrás nuestro entró un vecino con su perrita muerta y en la veterinaria nos dijeron que habían recibido seis o siete casos iguales en dos días, y ninguno había sobrevivido", agregó la mujer.

Según el sitio Neuquén al instante, también habrían muerto gatos envenenados con estricnina, un poderoso pesticida que se suele usar para matar roedores.

Los episodios dieron lugar a una serie de denuncias que motivaron que personal de la Dirección de Control de Zoonosis de la Municipalidad de Neuquén se acercara al lugar a tomar muestras de los chorizos envenenados para descubrir qué tienen.

"Estamos bastante asustados. Antes los perros podían estar solos en la vereda pero ahora nadie quiere que estén solos y tampoco se están viendo muchos gatos", contó Florencia.

Embed

Dejá tu comentario