Polémica en otro barrio privado: ahora expulsan y encima faenan gansos silvestres

Sociedad

Residentes de un club de campo en cercanías del Limay, en Neuquén, pidieron que saquen de sus propiedades a las aves y sus crías, que habrían sido trasladados a una granja para faenarlos.

Cuando todavía perduran los ecos de la polémica generada alrededor de los carpinchos que propietarios de Nordelta pretenden expulsar del territorio donde son naturales, acaba de estallar un nuevo debate, esta vez en otro barrio privado, pero de Neuquén.

Se trata del Club de Campo La Zagala, cercano al río Limay, donde es habitual que aparezcan animales salvajes como nutrias, águilas y chimangos, entre otros, naturales de la zona. Así como gansos silvestres, que decidieron tener sus crías en el lugar.

La situación produjo molestia en un grupo de vecinos, que reclamaron a la administración del barrio privado que las aves sean sacadas de la propiedad común. Finalmente, según publica el diario LM Neuquén, el municipio neuquino trasladó a las aves a una granja.

Pero grande fue la sorpresa de otro grupo de residentes del barrio al enterarse de que los gansos y sus crías fueron trasladados por personal de la Subsecretaría Municipal de Medio Ambiente a una granja donde directamente serían faenados para la venta.

La cuestión es que la polémica también se abrió en Neuquén: qué hacer y qué no hacer con los animales silvestres que normalmente habitan zonas que se destinan a levantar barrios privados.

Dejá tu comentario