Ángel "Pato" Cabrera habló desde la cárcel: "Voy a demostrar que soy inocente"

Sociedad

El golfista cordobés está alojado en un penal de Puerto Iguazú, en Misiones, y negó haber escapado del país.

Tras ser extraditado al país el martes pasado, Ángel "Pato" Cabrera se encuentra alojado en una prisión de Puerto Iguazú, en Misiones, a la espera de volver a Córdoba para afrontar distintas denuncias por violencia de género contra su ex pareja Cecilia Torres Mana.

Desde la cárcel, el golfista aseguró que: “crearon un monstruo” en torno a su nombre, se declaró “inocente” y dijo que nunca se escapó del país.

"Voy a demostrar que soy totalmente inocente. Estoy dispuesto a presentarme y demostrar que no es como se dijeron las cosas. No es como se llevó adelante todo esto. Nunca pensé que podría haber tanta saña”, dijo en una entrevista con el Canal 12 de Córdoba.

Además, aseguró que "no sabía" que "le tenían tanta saña y bronca". Y agregó: Confío en la Justicia, en mi abogado y en mí para revertir esta situación".

La causa judicial que derivó de la primera denuncia de Torres Mana contra Cabrera por “maltratos y golpes de puño en la cara” está abierta desde diciembre de 2016. En ese momento, todavía eran pareja. A esa le siguieron otras dos en 2017 y 2018 por “lesiones leves y amenazas”. Después de esos ataques, la relación terminó. De acuerdo al testimonio de la denunciante, la amenazó de muerte en más de una ocasión. “Me dijo que si él iba preso, yo volvía en un cajón”, aseguró.

Al ser consultado sobre su salida del país en agosto pasado, por lo que la Justicia cordobesa solicitó que regrese, afirmó: “Me fui en vuelo de línea a Miami. Me fui normalmente como lo hice toda la vida, a trabajar dignamente. En ningún momento me escapé, Si tenía que avisar o tenía que pedir permiso para salir yo no lo sabía. Estaba en Estados Unidos y todo el mundo sabía mi paradero, porque estaba jugando torneos, no estaba escondido”.

Cabrera comentó además sobre un video que filmó la denunciante en 2016 en el que se lo ve increpándola. Sus declaraciones no fueron muy claras: “No sé realmente qué es lo que se ve. Todos cometemos errores y me pasó a mi también. Ya veremos la forma de revertir la situación”.

El golfista argentino estuvo detenido en una dependencia federal de Río de Janeiro, donde fue ubicado por Interpol luego de la emisión de una alerta roja para su captura internacional, hace cinco meses. Ahora debe enfrentar un juicio por dos causas acumuladas, una por “lesiones leves calificadas y amenazas”, y otra por “lesiones leves calificadas y hurto”, denunciadas en 2017 y 2018 por Torres Mana.

Temas

Dejá tu comentario