Bajo Flores: mataron a puñaladas a un chico de 16 años en un intento de robo

Sociedad

Nahuel Ismael Eguino Uria fue asesinado de una puñalada en el barrio 1-11-14 del Bajo Flores cuando quisieron robarle el celular.

Un adolescente de 16 años fue asesinado ayer a puñaladas cuando intentaron robarle el celular frente al estadio de San Lorenzo, en el barrio 1-11-14 del Bajo Flores. Por el crimen esta tarde detuvieron a un sospechoso de 23 años, informaron fuentes policiales.

Lo único que quiero es que se haga justicia y que no lo saquen (de la cárcel) al que le hizo eso a mi hijo”, dijo la madre de Nahuel Ismael Eguino Uria, el menor de edad asesinado, mientras era acompañada por vecinos que reclamaban por el crimen y exigían mayor seguridad en la zona.

El hecho ocurrió en la mañana del jueves en la esquina de las avenidas Perito Moreno y Coronel Esteban Bonorino, en dicho barrio de la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, en cercanías del estadio Pedro Bidegain.

Embed

Efectivos de la Comisaría Vecinal 7A de la Policía de la Ciudad acudieron al lugar tras ser alertados de la presencia de un menor de edad con al menos una herida de arma blanca.

El adolescente de 16 años fue asistido en el lugar por un médico que le hizo maniobras de RCP y otros vecinos que lo auxiliaron, de acuerdo a un video difundido en redes sociales.

Luego fue trasladado de urgencia por una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) al hospital Piñero de Flores, donde finalmente falleció al ingresar al quirófano.

Los policías presentes en la escena del crimen realizaron una inspección ocular en la zona y hallaron frente a la manzana 7, edificio 5, del Barrio 1-11-14, un cuchillo de cocina, que fue secuestrado bajo la sospecha de que podría tratarse del arma homicida, informaron fuentes policiales.

A raíz de ello, el fiscal Marcelo Solimine, a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional 47, dispuso la concurrencia de la Unidad Criminalística Móvil (UCM) para que se realizaran los peritajes correspondientes.

A su vez, ordenó que personal de Investigaciones de la comuna se dirigiera a la escena del crimen para realizar las averiguaciones correspondientes que permitieran identificar al homicida.

En ese marco, los agentes lograron individualizar a un sospechoso de 23 años que residía en la zona, por lo que el Juzgado Criminal y Correccional 20, a cargo de Hugo Decaria, dictó la orden de allanamiento de su vivienda, ubicada en Perito Moreno al 2200, pero finalmente el acusado fue encontrado a unas cuadras, en avenida General Francisco Fernández de la Cruz al 1600, y fue detenido por efectivos de la brigada de la Comisaría Comunal 7.

De acuerdo a las fuentes, el imputado, de 23 años, no vestía la misma ropa que llevaba puesta al momento de cometer el crimen, según relató un testigo.

https://twitter.com/C5N/status/1504815656398639105

La madre de Nahuel dijo esta noche que su hijo había salido más temprano del colegio y que volvía a su casa “por Perito Moreno, supongo que caminando, y ahí es donde lo agarraron, le quisieron robar el celular”.

“Cuando fui al hospital ya me avisaron que mi hijo prácticamente llego sin vida”, relató la mujer, quien aclaró que no le llegaron a robar su celular, porque se lo devolvieron en el centro de salud.

Luego, la madre del adolescente aseguró que su hijo “era un chico sano, Nahuel se dedicaba a ir al colegio, estudiaba, un chico fuerte, sano, se metía a clases de música, iba a reparación de PC”.

Yo lo único que quiero es que se haga justicia y que no lo saquen al que le hizo eso a mi hijo”, enfatizó entre lágrimas la mujer y en dipalogo con Crónica concluyó: “No puedo creer que a mi hijo me lo hayan matado”.

Por su parte, vecinos del barrio realizaban ayer por la noche una protesta en reclamo de mayor seguridad y exigían justicia por el adolescente asesinado, por quien encendieron velas.

A su vez, el acusado quedó alojado en una dependencia de la Policía de la Ciudad a la espera de ser indagado por el juez Decaria.

Embed

Dejá tu comentario