Desarticulan dos fiestas clandestinas, un torneo de fútbol y secuestran 11 autos en Rosario

Sociedad

Los involucrados en uno de los eventos se enfrentaron a golpes con la policía y otras once personas fueron detenidas tras realizar una fiesta.

Dos fiestas clandestinas desarticuladas, dos bares y un club donde se jugaba un torneo de fútbol clausurados y 11 vehículos secuestrados fue el saldo que las infracciones a las medidas de restricción por la pandemia de coronavirus dejaron este fin de semana en la ciudad santafesina de Rosario, informaron fuentes municipales y policiales.

Una de las fiestas clandestinas se desarrolló en una casa de Doctor Riva al 5.500, en el barrio Avellaneda Oeste, donde la mayoría de los asistentes escaparon ante la llegada de la policía.

Sin embargo, algunos de ellos enfrentaron a los golpes a los efectivos en una plaza cercana. La escena fue grabada y difundida por redes sociales.

Otro encuentro ilegal fue desactivado por la policía y los agentes municipales el domingo a la madrugada en una vivienda de French al 1.800, del barrio Industrial en la zona norte de Rosario. Allí, once personas fueron detenidas y trasladadas a la Seccional 10ª donde se les abrió una causa penal por incumplimiento del decreto que prohíbe las reuniones sociales, además de secuestrarles un equipo de sonido.

El viernes a la noche personal de Control Urbano clausuró el Bar Fenicia, de avenida Francia al 100, en el barrio Pichincha, donde hallaron a clientes que consumían dentro del local, fuera del horario permitido hasta las 19, con una hora de tolerancia.

En tanto, los agentes municipales clausuraron el Polideportivo Country Club San José, en Camino de los Quinteros al 3.300, del barrio Puente Gallego, en el extremo sudoeste rosarino, donde se disputaba un torneo de fútbol.

El titular del lugar exhibió un permiso vencido, a raíz del cual se le inició una causa penal por incumplimiento de las restricciones en el marco de la pandemia.

Finalmente, un bar de la avenida Carballo 230, en Puerto Norte, sobre la costanera del macrocentro, fue clausurado por carecer de protocolo Covid ante el Ministerio de Trabajo y tener un empleado sin barbijo.

En tanto, en controles de alcoholemia en la vía pública hasta la noche del sábado se habían remitido cinco vehículos al corralón municipal por positivo de los conductores, mientras que se realizaron 978 controles vehiculares por restricción, con 11 remisiones por no contar con permiso de circulación.

Dejá tu comentario