Recapturaron al "Chuma": el homicida chileno que fugó de una comisaría cambiándose de ropa

Sociedad

Logró permanecer 26 días fugitivo y fue detenido ayer en Ciudad Evita durante un operativo realizado por detectives de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento Interpol de la Policía Federal Argentina (PFA).

Miguel Alejandro Vega Pérez alias "El Chuma", el chileno que tiene pedido de captura internacional por un doble homicidio en su país y que a principio de este mes había logrado escapar de la comisaría de la Policía de Ciudad del barrio porteño de Constitución cambiándose la ropa con otro preso y hacerse pasar por él cuando fue excarcelado, fue detenido en la localidad bonaerense de Ciudad Evita.

"El Chuma" fue localizado y detenido en un operativo realizado a las 23.45 de anoche en la calle El Leñatero de la mencionada localidad del partido de La Matanza por detectives de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento Interpol de la Policía Federal Argentina (PFA).

Un jefe policial reveló a Télam que al momento de su captura, Vega Pérez estaba armado "con un revólver y una pistola", y que si bien "estaba dispuesto a enfrentarse" a balazos con los policías, el rápido accionar de los oficiales de Interpol logró impedir un tiroteo.

La clave para localizar al hombre que logró permanecer 26 días fugitivo estuvo en las tareas de inteligencia e investigación que los detectives de la PFA realizaron analizando los videos de la fuga de la comisaría y las líneas de celular que usaban el imputado y su entorno.

"Analizamos las llamadas de un celular que Vega empleaba antes y de ahí identificamos a otros dos chilenos con los que se contactaba y a dos personas de su entorno, entre ellas su pareja. Así pudimos tener escuchas directas, achicar el campo de búsqueda y ubicarlo primero por la zona del barrio 9 de Abril en Esteban Echeverría, después en Merlo y finalmente donde lo detuvimos en Ciudad Evita", explicó uno de los investigadores.

Los voceros precisaron que las armas secuestradas al imputado fueron un revólver calibre 22 con dos balas en el tambor y una pistola, del mismo calibre, con cuatro municiones en el cargador.

Además de las armas, se le secuestró un teléfono celular, un automóvil Volkswagen Gol con pedido de secuestro y con varias patentes distintas, y herramientas y elementos varios que podrían estar vinculados a robos en la modalidad "escruche", por lo que ahora acumulará una nueva causa ante la Justicia de La Matanza.

Vega Pérez fue trasladado con máximos recaudos de seguridad a los calabozos que Interpol de la PFA tiene en la sede policial de la calle Cavia al 3300, del barrio porteño de Palermo. Quedó preso a disposición del Juzgado Federal 11 de Julián Ercolini, pues era el que había iniciado con la justicia chilena los trámites para su extradición.

También deberá enfrentar luego a la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde la la fiscal Andrea Scanga, de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 13 del Ministerio Público Fiscal (MPF) de la Ciudad, lleva adelante la causa por su evasión del Anexo de la Comisaría Vecinal 1C de la Policía de la Ciudad.

La fuga ocurrió el pasado 3 de junio, cuando Vega Pérez, quien había sido detenido el día anterior en un hotel de Constitución, se cambió de ropas en el calabozo con otro detenido llamado Gonzalo Ezequiel Villanueva, que había sido arrestado por la tentativa de robo de un celular en Plaza Constitución.

Por tratarse de un delito excarcelable, la justicia ordenó la liberación de Villanueva, pero el chileno, con las ropas de ese detenido, se hizo pasar por él y los policías porteños dejaron ir caminando de la comisaría al supuesto doble homicida pensando que era el excarcelado.

La fiscal Scanga imputó y detuvo a tres oficiales primeros de esa dependencia de la Policía de la Ciudad por la evasión, y también al detenido Villanueva, por facilitarla con el cambio de ropa. El objetivo de la causa -en la que los policías ya están excarcelados y puestos en disponibilidad preventiva por el Ministerio de Seguridad porteño-, es determinar si solo hubo negligencia en el accionar del personal policial o si, por el contrario, hubo complicidad de los uniformados con la fuga.

La recaptura de "El Chuma" fue informada hoy también en Chile por la Fiscalía Regional de Coquimbo a través de su cuenta oficial en Twitter. "Fiscalía de Ovalle es notificada de detención en Argentina de sujeto vinculado a doble homicidio en la capital del Limarí. Fiscal Herbert Rohde se contactó con familiares de las víctimas y se espera retomar solicitud de formalización en ausencia para tramitar extradición", dice el tuit.

El doble crimen que le atribuyen a "El Chuma" Vega Pérez ocurrió el 23 de enero pasado en la comuna de Ovalle, en la provincia de Limarí, en la región norte de Coquimbo. Las víctimas fueron Jhans Ceballos, de 26 años, y su hija de 6 años, Agustina.

Aquel día, Ceballos iba conduciendo su auto, notó que lo venían persiguiendo y chocó contra una camioneta. Los testigos relataron que el hombre y su hija se bajaron e intentaron refugiarse en un negocio, pero quien los perseguía -según la Justicia Vega Pérez-, bajó con un arma de fuego, y pese a las súplicas de Ceballos, los atacó a balazos y huyó.

Susana Ite, madre de Jhans y abuela de Agustina, las dos víctimas del doble homicidio que se le atribuye a Vega Pérez, había anunciado que iban a demandar a la Policía de Ciudad por la evasión porque creían que les habían "pagado a los policías para que se fugue".

Embed

Dejá tu comentario