Córdoba: tiene 100 años, recibió la vacuna contra el coronavirus y lo festejó con un Fernet

Sociedad

Elena espera poder festejar sus 101 en familia una vez que sus parientes también reciban la vacuna en Córdoba. El 2020 "fue un año bastante triste", aseguró.

Elena tiene 100 años y el martes de esta semana se convirtió en la persona más longeva del país en recibir la vacuna contra el coronavirus. La señora se hizo aplicar su dosis en un centro de inmunización de Córdoba al que fue acompañada de una nieta, y luego festejó con un Fernet en una foto que se volvió viral.

"Gracias a Dios estoy bien", comentó Elena este miércoles en una charla con el canal C5N en la que explicó el por qué de su Fernet post vacunacion: "Ah, siempre, por lo menos que estoy acostumbrada a tomar desde chica, para mí todo está bien", comentó sobre el trago que toma después de la cena, "para la digestión".

"Una vez que tuve la vacuna para mí fue una alegría porque ya es un amparo para mí. Antes yo no podía salir por miedo al contagio, ahora creo que no. Que estoy amparada", comentó Elena sobre la primera dosis de la Sputnik V que recibió en un vacunatorio de Córdoba.

Hablamos con Elena, la mujer que se vacunó con la Sputnik V a los 100 años y festejó tomando Fernet

La señora tiene que volver por la segunda dosis dentro de 30 días, y todavía se puede volver a contagiar de coronavirus, "pero más leve", explicó su bisnieta, que le hizo de asistente durante la entrevista.

"Me pasa que estoy un poco sorda y no entiendo lo que escucho", convino Elena, que se convirtió en la persona más longeva del país en recibir la vacuna contra el coronavirus y ahora espera que sus hijos también se inmunicen en Córdoba para verlos de nuevo.

"Lo primero que voy a hacer es reunirme con mi familia, que hace ya más de un año que no los veo ni los oigo bien porque a veces estoy sola y, como no oigo bien, tengo que esperar a que vengan las nietas y bisnietas a explicarme", contó la mujer.

Elena casi no festejó su centenario de vida en 2020 porque la pandemia la mantuvo en aislamiento estricto, aunque siempre bien cuidada por su hijo, nuera, nietas y bisnietas, y por las cuatro mujeres que la "atienden de lo mejor que puede estar asistido un enfermo".

"Pienso que si estamos bien vamos a estar en una casa de campo. Fue un año bastante triste. Muy encerrada, muy aislada de todo cuando una estaba acostumbrada a estar con todos siempre", convino Elena sobre el festejo de su cumpleaños 101.

"Ahora pienso que, si Dios quiere, tendremos más roce uno con otro", agregó.

Y, ¿cuál es el secreto, Fernet mediante, para llegar a los 100 años? "Les recomiendo tener fe en Dios, que te lleve para adelante, y si estás bien, bien, seguí trabajando porque el trabajo no te va a matar. Yo lo que he trabajado en mi vida, los malos ratos que he pasado, bastante pesados, gracias a Dios todavía estoy viva", dijo.