Así se jacta de su armamento un peligroso sicario de Rosario

Sociedad

Salieron a la luz videos de Nahuel Riveros mostrando una ametralladora con mira telescópica y pistolas. Formó parte del atentado contra un testigo protegido de la Justicia.

Nahuel Riveros fue imputado el lunes acusado de ser uno de los sicarios de la banda que dirige desde la cárcel de Piñero en la provincia de Santa Fe, Alejandro Núñez, alias "Chucky Monedita". En un video que la justicia pudo recuperar de su celular y que presuntamente había enviado a su novia se lo puede ver portando poderosas armas de fuego, entre ellas una ametralladora con mira telescópica. Riveros, imputado ayer, se encuentra detenido desde noviembre del año pasado.

Según consignó este martes Rosario3 Riveros se encuentra detenido en el marco de una causa por portación ilegal de arma de fuego, abuso de arma y resistencia a la autoridad.

El joven fue detenido luego de un procedimiento en Biedma al 100 bis, en la ciudad de Rosario, tras una intensa balacera. En el lugar la policía secuestraron municiones, una pistola calibre 9 milímetros, vainas servidas y un utilitario con la patente cambiada.

Sicario-Rosario.mp4

Video de Rosario3

Riveros es muy amigo de otro sicario imputado también ayer, Jonatan Ribles, detenido en octubre del año pasado cuando intentó asesinar a Carlos A., testigo protegido de la causa de Esteban Alvarado. En videos incautados del teléfono de Riveros se encontraron tres filmaciones que envió aparentemente a su novia, donde se muestra con una pistola, una ametralladora con mira telescópica y fajos de billetes.

"Prrr (sic) para todos los giles", dice en una de las filmaciones.

"¿Qué onda? ¿Vamos a matar a alguien?", le escribió por WhatsApp Riveros a Ribles el 18 de octubre pasado, en la antesala al atentado contra Carlos A. "A ese hay que caerle. Hay una buena paga por ese, Nahuel", respondió el otro sicario.

En la charla también hacen referencia a Carlos A. como "perro". "Ahora me tengo que encontrar con un tachero que es el que lo va a mirar", agregó Ribles a Rivero. El "tachero" es Jorge Inocencio Ojeda, preso por hacer tareas de inteligencia cerca del taller de Carlos A. para que Ribles pudiera asesinarlo.

El 20 de octubre, dos días después de esa conversación por WhatsApp, vuelven a hablar de una balacera creían no habían llevado a cabo con éxito, pero luego se enteraron que hirieron a una persona que estaba internada con lesiones en testículos y piernas. En esa conversación Riveros confirma que dieron en el blanco y se queja que recibieron "poca plata". Habían cobrado 3 mil pesos por ese atentado. Quien instigó ese ataque, según los indicios del fiscal es Chucky Monedita, preso en Piñero y líder de la organización.

El 22 de octubre vuelven a hablar por WhatsApp, pero sobre un atentado contra una mujer llamada Brisa. Riveros allí se jacta de haber disparado "los 13" tiros que podía con su pistola calibre 9 milímetros (vació el cargador).

El 25 de octubre, antes de comenzar a urdir el plan para matar a Carlos A. y en la previa a ser detenido, Ribles le manda a Riveros una captura de pantalla de una noticia de Rosario3 donde se da cuenta de una balacera con un herido en pasaje Pereyra al 7700. Riveros le responde: "Pegaste, bien ahí".

Las conversaciones se desprenden de los celulares peritados en la investigación en la que ayer se imputaron a 11 integrantes de la banda por asociación ilícita.

Dejá tu comentario