Cayó la banda de las "clonaviudas": drogaban y robaban a su víctimas

Sociedad

Dos hombres y dos mujeres fueron detenidos en Barrio 31 y Ezpeleta acusados de estafar bajo la modalidad de "Viudas negras".

Tras siete meses de investigación, la Policía de la Ciudad logró desactivar una organización criminal integrada por hombres y mujeres que elegían a sus víctimas, las drogaban utilizando clonazepam y una vez inconsciente les robaban sus pertenencia.

La organización era conocida en el mundo del hampa como la banda de “viudas negras” o "Clonaviudas".

Dos mujeres, entre ellas la sindicada como jefa de la organización, y dos hombres fueron detenidos en las últimas horas tras una serie de allanamientos en el Barrio 21, en Barracas, y en la localidad bonaerense de Ezpeleta, partido de Quilmes.

Durante los procedimientos, que estuvieron a cargo de la División Sustracción de Automotores y Autopartes de la Policía de la Ciudad, los detectives pudieron individualizar y secuestrar los vehículos que fueron utilizados en los distintos hechos y que quedaron plasmados en imágenes de seguridad lograda por los investigadores. En los allanamientos también hallaron los psicofármacos con los que drogaban a las víctimas.

Detenidos banda de las viudas

Cómo actuaban las "clonaviudas"

Trascendió desde fuentes de la investigación que la banda utilizaba redes sociales y diferentes aplicaciones desde donde hacían contacto con las víctimas. Una vez que intercambiaban datos personales acordaba un encuentro. Era entonces cuando lograban tener el dato de los domicilios, ya con la precisión del encuentro llegaban, compartían bebidas y en un descuido les agregaba los narcóticos una vez inconscientes el resto de la banda entraba en acción, robando todo lo que encontraban al alcance de la mano con total tranquilidad.

La banda tuvo su delito inicial en febrero de este año, en una aplicación de citas una mujer acordó con un hombre encontrarse en un lugar. En este caso como la víctima no residía en el país y ante la insistencia de la mujer de ir a un lugar privado, el hombre decidió invitarla a la casa de su hijo en Barracas. Como lo establece el modus operandi de la banda, luego de hacerle perder la conciencia la viuda negra llamó a sus cómplices y una vez en el interior de la propiedad robaron dinero y elementos valiosos que pertenecían al hijo del damnificado.

A la banda también se le endilga otros hechos, algunos con causa iniciada, uno de los cuales fue cometido en Claypole, en tanto los oficiales estiman que habría otros casos en los que las víctimas se habrían abstenido de hacer denuncias.

Los pesquisas trabajaron en redes, aperturas de celdas, filmaciones y 112 días de intervenciones telefónicas. Durante los diálogos interceptados entre los integrantes de la gavilla dan cuenta sobre la preparación del golpe: “lo engatusa, lo gotea, lo duerme”..., y cómo uno de ellos recomienda a una de las mujeres cómo dejar a la víctima lista para ser precintado.

También instruían a las mujeres sobre qué narcótico usar y cómo comprar el psicofármaco para drogar al damnificado y cómo reducir algunos bienes robados.

Allanamientos en Barrio 31 y Ezpeleta

Con toda la información recopilada, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 4, a cargo del Dr. Martín Yadarola, ordenó cuatro allanamientos, tres en casas del Barrio 21, sobre la avenida Iriarte al 3500 y 3600, y uno en Albert Einstein al 4800, en Ezpeleta, donde quedaron detenidos dos hombres de 22 y 26 años, y una mujer, de 29, sindicada como la jefa de la banda de viudas negras,

Junto a la detención de la mujer en una casa de la Manzana 18 del Barrio 31 fueron incautados un blíster de clonazepam, una de Asolmicina.Dox, dos tiras de rivotril, siete recetas para la compra de psicofármacos, 20.900 pesos, tres celulares y un bolso con vivos verdes y blancos requeridos por la justicia, por haber sido identificado en uno de los hechos.

También secuestraron una heladera con su envoltorio y sin uso, que podría haber sido comprada con dinero robado en uno de los hechos investigados, dos llaves de domicilio, una billetera masculina y un auto Volkswagen Gol verde, también solicitado en la orden judicial.

El segundo hombre fue detenido en Ezpeleta, a quien le secuestraron dos celulares, un posnet para transferencias electrónicas de tarjetas de crédito y débito, cuatro comprimidos de clonazepam y un Citroën C4 gris, también solicitado por la manda del juzgado.

Este sujeto está sospechado de tener vinculación con un comando que liberó a un delincuente en pleno traslado en La Plata, en octubre pasado.

En el restante domicilio del Barrio 31 fueron secuestrados ocho celulares, 80 mil pesos, 8 mil guaraníes y documentación de una imputada que se encontraba prófuga.

Cuando los tres detenidos se encontraban en la sede de la división policial, se hizo presente un hombre de 47 años, tratando de averiguar sobre la causa e interesándose por los detenidos.

Cuando se retiró los investigadores lo siguieron, el sujeto llegó al Barrio 31 de Retiro. En la calle Talampaya se encontró con una mujer, que era buscada en la causa y quedó detenida.

Como la mujer, de 27 años, se encontraban junto a su hija de 15 días, el Juzgado dispuso su traslado, al hospital Penna para su control.

Embed

Dejá tu comentario