El médico que la atendió confirmó que fue consecuencia de un "accidente doméstico".

Carlos Fabián Prígola, médico de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina, confirmó hoy que Verónica Ojeda, la mujer del entrenador del seleccionado nacional Diego Maradona, "sufrió un accidente doméstico" que derivó en la pérdida de su embarazo, que llevaba diecinueve semanas de gestación.


 


"Ella se cayó en su casa, y cuando llegó a la clínica el embarazo estaba detenido", dijo Prígola, y agregó: "Se cayó e hizo una lipotimia, que es un bajón de presión y se ha golpeado, por lo que se detuvo el embarazo".


 


Maradona se dirigió a la clínica apenas arribó de San Juan, donde se disputó el encuentro amistoso ante Costa Rica, y luego de hablar con los médicos, se retiró junto a su mujer, que rápidamente fue dada de alta.


 


Ojeda fue ingresada de urgencia en la clínica porteña ayer a las cuatro y media de la madrugada después de que se cayera en su casa del country "El Trébol", de Ezeiza. "Luego de este accidente doméstico vino a la maternidad y se detectó que el bebé estaba sin vida", relató a las cámaras de televisión el doctor Fabián Quiroga.


 


"En realidad, intentamos no intervenirla. Fue un parto espontáneo", expresó el profesional de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina, a la vez que confirmó que el sexo del bebé era femenino.


 


En esos momentos, Maradona se encontraba en San Juan al mando de la selección, pero viajó en seguida y llegó pocas horas más tarde, todavía vestido con ropa deportiva, para reunirse con su pareja. "La paciente está muy triste, las dos familias están muy mal", señaló el médico.


 


Quiroga señaló además que la novia del DT "estuvo con pérdidas hace dos años" y que este nuevo embarazo había empezado con dificultades y pérdidas. Por ahora, Ojeda recibió el alta médico y se retiró de la clínica junto a Maradona.


 


Una amiga cercana a la pareja llegó a declarar a la revista Caras que el de Ojeda era "un embarazo muy buscado". La misma fuente comentó que la novia de Maradona "hizo reposo porque el médico se lo pidió" al principio del período de gestación, que llevaba 19 semanas al momento de la pérdida.


 


Maradona y Ojeda lleva casi cinco años de noviazgo, y en todo ese tiempo la mujer no logró conectarse con las hijas del ex futbolista, Dalma y Gianina. De hecho, la mayor de las Maradona aclaró que no tiene relación alguna con ella "por elección personal" y de la segunda se dijo que, al enterarse del embarazo de Ojeda, le habría prohibido al DT ver a su nieto.