El cadáver de una adolescente de 16 años que estaba desaparecida desde enero de 2014, cuando cursaba un embarazo, fue encontrado enterrado en una de las habitaciones de su casa, en la localidad chaqueña de Fuerte Esperanza, y por el crimen detuvieron a su madre y a su padrastro.
La Policía de Chaco precisó que se trata del cuerpo de Daiana Marisel More (16), el cual fue descubierto el domingo cerca de las 11, tras realizar una excavación en una vivienda de dicha localidad del departamento General Güemes, a unos 440 kilómetros de Resistencia.

Según el informe policial, el padre biológico denunció la desaparición de la adolescente embarazada en enero de 2014 ante el personal de la División de Investigaciones de Charata, que inició la búsqueda de la chica junto a sus pares de Castelli.

Al seguir el protocolo de búsqueda de personas desaparecidas, los investigadores comenzaron a tomar declaraciones a las personas cercanas a la familia de Daiana y así establecieron que la adolescente era maltratada constantemente por su madre y su padrastro, quienes están acusados de realizar trabajos caseros para que la chica interrumpiese su embarazo.

De acuerdo a la Policía, al avanzar con la pesquisa, la Justicia de Garantías de Castelli ordenó un allanamiento a la casa de los dos sospechosos, adonde arribaron en una avioneta policial, debido a la intransitabilidad de los caminos, la fiscal de Investigación Penal 1 Raquel Maldonado, junto al personal de Gabinete Científico del Poder Judicial.

Luego de entrevistarse con la madre y el padrastro de Daiana, los peritos inspeccionaron las distintos ambientes de la vivienda y al excavar en una de las habitaciones hallaron el cadáver enterrado a unos 80 centímetros de la superficie.

Ante esta situación, la fiscal Maldonado ordenó la inmediata aprehensión de la madre y el padrastro de la adolescente, concluye el informe.