El español David Ferrer, octavo favorito, puso fin a la dilatada carrera Lleyton Hewitt y se clasificó para la tercera ronda del Abierto de Australia.
En un Rod Laver Arena abarrotado para estar junto al principal ídolo del tenis australiano moderno, Hewitt batalló como es habitual en él, pero no pudo salir airoso de la 'batalla' con Ferrer que había anunciado.

El jugador 'aussie', de 34 años, trataba de alargar su vigésimo Abierto australiano. De hecho era el único jugador local en activo que había derrotado al español en un Gran Slam (en Wimbledon 2006).


LLEYTON HEWITT ÚLTIMO PUNTO