Las empresas telefónicas aumentarán un 186% el valor del abono mensual, en tanto que el precio del combustible se incrementaría un 6%, aunque sería la última suba para lo que queda del año.
Abril será otro mes que traerá aumentos. Esta vez, las facturas de telefonía fija llegarán con un incremento del 186 por ciento, mientras las naftas volverán a subir sus precios.

El presidente de la Federación de Entidades de Combustibles y Afines de la provincia de Buenos Aires, Luis Malchiodi, afirmó que "en abril va a aumentar 6%" el precio de la nafta, pero resaltó que ese incremento "podría ser el último del año".

"Sería el último porque se espera que en el segundo semestre haya mayor estabilidad, más consolidación entre el peso y el dólar, y no habría necesidad de más ajustes", sostuvo el dirigente empresario.

El empresario recordó que "la venta de combustibles líquidos cayó cerca del 20%", y también declinó la venta de Gas Natural Comprimido (GNC) "pese a que todavía no sufrió tantos aumentos".

En tanto, el gobierno nacional acordó, junto con las empresas telefónicas que controlan el mercado, un aumento en el precio del abono de la telefonía fija que alcanzará el 186% a partir de abril.

Sin embargo, la implementación se realizará en junio debido a que las empresas no pueden incrementar el abono del servicio sin comunicar la decisión a los usuarios con al menos 60 días de anticipación, como está establecido en la ley de defensa de los consumidores.

Las telefónicas venían reclamando subir el abono para mitigar el congelamiento tarifario de los últimos 14 años. Sin embargo, el Gobierno exigió a las empresas que no aumentaran las tarifas en un 240%, como tenían pensado originalmente.